Discapacidad y sociedad

SID > Discapacidad y sociedad

Autor/es

  • L. Barton

Publicación

Madrid: Morata, 1998,
1998

ISBN

84-7112-434-3

Descripción física

280 p.; 24 cm.

Serie

Resumen

Sus capítulos son el fruto de un Seminario celebrado en 1994 cuya intención era reconsiderar el estado actual de los estudios sociológicos sobre la discapacidad, así como tratar de identificar sus posibles direcciones futuras. Reunió a sociólogos con y sin discapacidad, algunos comprometidos en movimientos en defensa de ese colectivo.

Una primera parte del libro, bajo el título “Desarrollos teóricos” ofrece algunas reflexiones sobre la forma en que el trabajo de teorización sociológico ha ayudado a los autores a comprender la discapacidad.

El británico Len Barton pretende identificar algunas de las características esenciales de la teoría social de la discapacidad. Sitúa su análisis en el ámbito de la preocupación por los derechos humanos y la justicia social. Mantiene que el trabajo sociológico debe abordar el importante tema de la política de la diferencia. Otros autores optan por una perspectiva general de la relación histórica entre la sociología y la reflexión teórica sobre la discapacidad o bien se centran en las teorías sociopolíticas y en los orígenes de la opresión de las personas discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. en la sociedad occidental.
En uno de sus capítulos se ofrece una explicación materialista de la historia, según la cual, aunque las respuestas sociales a las deficiencias no son universales en absoluto, ha existido una tendencia cultural sistemática en contra de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. a través de toda la historia, que ha girado en torno al mito de la “perfección corporal”.

“Discapacidad y educación” constituye el eje a través del cual se articula la segunda parte del libro. En ella se analizan los múltiples cambios introducidos en el sistema educativo británico, especialmente desde principios de los ochenta y se constata la tendencia creciente a reforzar una idea de déficit individual en las necesidades educativas especiales, para pasar a defender la necesidad de una teoría sociológica que se base en el reconocimiento de todas las personas que se cruzan en las diversas experiencias de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar.. En lo que se refiere a la educación superior, se desprende de sus páginas que las personas con discapacidad siguen siendo objeto de discriminación, aportando reflexiones sobre las dificultades y posibilidades de poner en práctica una política integradora.
La tercera parte, “Discapacidad, organizaciones benéficas, normalización y representación”, se adentra en el mundo de las imágenes que se transmiten a través de los medios de comunicación, muchas de ellas negativas y basadas en ideas muy dudosas sobre lo que es la normalidad. En uno de sus capítulos se critica la labor de las organizaciones de voluntarios que actúan para las personas discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., en contraposición a aquellas en las que trabajan los propios discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar.; para el autor, el apoyo a las organizaciones de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. es fundamental para poder cuestionar y cambiar la discriminación y los esteriotipos negativos.

Cuestiones sobre identidad, imagen y experiencia sexual son abordados en los últimos capítulos de esta parte, junto con el examen de las ideologías que están emergiendo (como el feminismo y la pedagogía crítica), desde el punto de vista de su potencial para crear un discurso nuevo sobre la identidad de la discapacidad.
La discapacidad como método de investigación concreto es abordada al final del libro.
Crítica recogida del Boletín del Real Patronato (1999, Agosto) 43

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones