Solo el 0,6% de los edificios de viviendas en España son “universalmente” accesibles

Fecha

09/01/2024

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Solo un 0,6% de los edificios de viviendas en España son “universalmente” accesibles, según datos facilitados este martes por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE).

La entidad indicó en una nota de prensa que todavía un 63% de los bloques de pisos no tienen una entrada accesible desde la calle y que un 22% ni siquiera cuentan con ascensor.

Según datos de la Fundación Mutua de Propietarios, 100.000 personas en España no pueden salir a la calle por no ser accesibles los inmuebles donde viven y el 22% de las personas con movilidad reducida ha tenido que cambiar de vivienda por este mismo motivo.

Ante esta situación, el CGATE acordó la creación de una Comisión de Accesibilidad que trabajará en diversos ámbitos para mejorar el estado del parque edificado en accesibilidad.

“En los últimos años se han dado pasos importantes para avanzar en materia de la accesibilidad de nuestros edificios”, apuntó Rafael Luna, vocal de la Comisión Ejecutiva del CGATE y coordinador de la nueva Comisión de Accesibilidad.

“Sin embargo, todavía estamos muy lejos del objetivo de proporcionar una accesibilidad universal que garantice a todas las personas su derecho fundamental de vivir de forma independiente”, aseguró.

Una de las primeras actuaciones de la nueva comisión del CGATE consiste en la recopilación de toda la documentación disponible en la red colegial para aglutinarla en un espacio común nacional.

También trabaja en la formación de un área de actuación específica para los profesionales de la arquitectura técnica y en la asistencia a congresos, convenciones internacionales como CONTART y otros foros profesionales en los que dar a conocer la situación y generar un debate sobre los retos y posibles soluciones a este problema.

La normativa vigente determina que los espacios y edificaciones existentes, susceptibles de ajustes razonables, tendrían que haberse adecuado a las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad antes del día 4 de diciembre de 2017 (texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social).

“Pese a ello, han pasado seis años desde la fecha establecida y ni siquiera la mitad del parque edificado ha cumplido el objetivo. La normativa y su estricta aplicación deben jugar un papel fundamental para avanzar significativamente en materia de accesibilidad”, aseguró Luna.

En los edificios españoles, las principales barreras son la aparición de peldaños en los accesos a establecimientos o portales residenciales; la dificultad para deambular en el interior de los locales por la existencia de espacios de reducidas dimensiones; la ausencia de servicios higiénicos accesibles, y la inexistencia de ascensor entre plantas.

“Además de los problemas de accesibilidad a los edificios, con adecuación de rampas y ascensores como actuaciones más relevantes, no podemos olvidar los problemas en el interior de las viviendas, que no están adecuadas funcionalmente para personas con discapacidad”, agregó Luna.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?