Veintidós niños con discapacidades físicas y sin ellas participan en la séptima edición del campamento urbano palentino

Fecha

09/07/2000

Medio

EUROPA PRESS - Castilla y León

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Asociación Cultural Recreativa de Minusválidos Físicos, Acremir, organiza durante estos días la séptima edición del campamento urbano en el que ocho niños con discapacidades y otros catorce sin ellas, todos ellos con edades comprendidas entre los siete y los catorce años, participan durante nueve días en diversas actividades.

El campamento que, aunque por su calificación de urbano pueda identificarse con todo lo que rodea a la ciudad, desde hace seis años se acerca también al mundo natural.

Durante los primeros seis días los niños disfrutan de las proximidades de la capital palentina, ya que por las mañanas, los monitores recogen a los niños en la asociación para ir a realizar visitas culturales, recoger basuras o visitar huertos que cultiva gente de la tercera edad.

Por las tardes, los integrantes de este campamento participan en los talleres de esta asociación, para hacer un periódico, diseñar camisetas o hacer manualidades como flores o portafotos.

Después de realizar estas tareas, todo el equipo se marcha al parque donde merienda y participa de algunos juegos, como hacer un anuncio de televisión para que la gente tome conciencia.

Este año, los últimos tres días, los niños y los nueve monitores que están al tanto de su cuidado se marcharán a Santa María de Nave, una localidad del norte de Palencia donde podrán disfrutar de una excursión a caballo, senderismo o exploraciones de cuevas.

Los últimos dos días irán a Renedo de la Valdavia, allí en una granja-escuela aprenderán a hacer pan, a fabricar telas y a cuidar de los animales y el huerto.

Para Carmen del Barrio, directora del campamento, el objetivo es "conseguir la integración de niños discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. con aquellos que no lo sufren de manera que puedan divertirse juntos".

Un programa infantil que comenzó a diseñarse hace dos meses y que este año cuenta con un presupuesto de medio millón de pesetas, de las cuales gran parte está financiado por el Ayuntamiento, la diputación y la aportación de los niños, cuyo pago por la inscripción cuesta 12.000 pesetas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?