Unos 300 niños y adolescentes sordociegos disfrutarán de las líneas Braille donadas por Solidaridad Carrefour

Fecha

19/11/2019

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Alrededor de 300 chicos y chicas con sordoceguera entre seis y 16 años se beneficiarán de las 28 líneas Braille que la fundación Solidaridad Carrefour ha donado a la Fundación ONCE de Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS).

La colaboración se presentó este martes en el Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE en Madrid, en un acto al que asistieron el director General de políticas de Discapacidad del ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Jesús Celada; el presidente de FOAPS, Andrés Ramos, y la directora de fundación Solidaridad Carrefour, María Cid.

En su intervención, Ramos destacó la importancia de esta iniciativa que facilitará “el acceso a la educación y a la cultura a los niños y jóvenes ciegosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas ciegas en su lugar. y sordociegos”.

La ONCE atiende a un total de 7.000 alumnos de Primaria, ESO y Bachillerato, de los que 300 tienen sordoceguera.

Son los destinatarios principales de esta acción, de la que no obstante podrán beneficiarse el resto de estudiantes.

Las líneas Braille se repartirán entre los Centros de Recursos Educativos, las direcciones territoriales y las direcciones de zona de la ONCE, donde existen aulas de tiflotecnología.

Estos dispositivos transcriben a Braille toda la información que aparece en las pantallas de los ordenadores, móviles y distintas aplicaciones, de manera que el usuario que es lector de Braille puede acceder a ella tanto desde su casa como en cualquier lugar donde tenga conexión. De este modo, pueden acceder al correo electrónico, leer páginas web, escribir textos, etc.

En su intervención, Ramos destacó la importancia de que las personas con discapacidad sensorial accedan a la cultura y a la educación, y, sobre todo, a la autonomía. “Este es el objetivo final de la etapa educativa, conseguir personas que hayan desarrollado sus competencias de manera que puedan ser autónomas”.

Por su parte, María Cid resaltó la colaboración existente entre la fundación Solidaridad Carrefour y FOAPS desde hace años, por lo que “cuando supimos de esta necesidad de financiación, decidimos colaborar”.

SENTIRSE ORGULLOSOS

Según Jesús Celada, el trabajo que realiza la ONCE “es motivo de orgullo para España”. “En otros países, todo el mundo reconoce la labor” que desempeña esta organización. Asimismo, se refirió al sector de la discapacidad en general, cuya organización también “envidian en otros países”. “Tenemos la mejor liga del mundo de baloncesto en silla de ruedas, el mayor centro bibliográfico de obras transcritas a Braille o en audiolibro y dos alumnos sordociegos que han sido reconocidos entre los cinco jóvenes más destacados de 2019”, apuntó.

En cuanto a la labor de la ONCE, subrayó sus tres dimensiones: el juego, gracias al cual las personas con discapacidad visual viven mucho mejor; la empresarial, pues el grupo social ONCE es el primer empleador de personas con discapacidad en España y la social, que también se expresa a nivel internacional con países de América Latina.

En el acto intervinieron dos alumnos del colegio, Abel y Naiara, que realizaron una demostración de las líneas Braille donadas. Además, Jesús Celada y María Cid probaron a escribir su nombre en Braille, con suerte desigual.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?