Unanimidad en el Senado para incluir la accesibilidad cognitiva en la Ley General de Discapacidad

Fecha

09/03/2022

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Pleno del Senado aprobó este miércoles por unanimidad la proposición de Ley de modificación del Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, para regular y establecer la accesibilidad cognitiva y sus condiciones de exigencia y aplicación.

Dado que a su paso por el Senado ha incorporado varias enmiendas, deberá volver al Congreso de los diputados para su ratificación. La iniciativa aprobada hoy por 262 votos a favor modifica el texto refundido del Real Decreto Legislativo 1/2013 sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, con el objetivo de recoger de forma expresa el derecho de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo a acceder a la información y al conocimiento de su entorno, de cara a hacer posible su inclusión y participación social.

En concreto, reconoce la accesibilidad cognitiva dentro del marco general de la accesibilidad universal; establece los pictogramas y la lectura fácil como apoyos complementarios; determina los ámbitos, condiciones y plazos en los que será exigible esta accesibilidad; prevé la creación del Centro de Referencia Estatal de Accesibilidad Cognitiva, y contempla un plazo de tres años para que el Gobierno apruebe el desarrollo reglamentario que garantice este derecho, tras la realización de los estudios pertinentes.

Promovida por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), esta proposición de ley inició su tramitación hace casi dos años en el Senado, impulsada por Ciudadanos.

Tras su toma en consideración en la Cámara Alta por unanimidad en junio de 2020,la proposición pasó al Congreso de los Diputados, donde estuvo bloqueada varios meses hasta que finalmente salió adelante por consenso, tras incorporar varias enmiendas transaccionales promovidas por los grupos de PSOE y Unidas Podemos.

De vuelta en el Senado, el informe elaborado por la ponencia incluyó varias enmiendas para recoger en el preámbulo una definición de accesibilidad cognitiva y de lo que se entiende por lectura fácil; la aprobación del segundo Plan Nacional de Accesibilidad, dirigido a que todas las administraciones “acometan de forma paulatina la transformación de sus productos y servicios” que garanticen que son 100% accesibles a todas las personas con discapacidad, y ciertas modificaciones referidas a las competencias autonómicas.

Una delegación de miembros de Cermi, Autismo España y la Federación Española de Daño Cerebral (Fedace), entre otras entidades, asistió a la aprobación en el Senado.

DEBATE

El Pleno rechazó los tres votos particulares presentados por senadores de Vox que pedían reemplazar la expresión ‘hombres y mujeres con discapacidad’ por la de ‘personas con discapacidad’ y sustituir las menciones a ‘la igualdad de oportunidades’ y a ‘la vida independiente’ por ‘lo más plena posible y con la mayor autonomía posible”.

El senador de Vox José Manuel Marín apeló a “la economía del lenguaje” y a “razones de corrección legislativa” para justificar estas peticiones, aunque avanzó su voto favorable. Asimismo, reclamó destinar subvenciones a las entidades locales para asegurar el cumplimiento de las previsiones previstas en la ley.

Para el senador socialista Modesto Pose, todas estas peticiones “no aportan nada” al proyecto de ley y, “sin ánimo de ser mal pensados, esconden cierta ideología misógina y discriminatoria”.

En cambio, el Pleno aceptó por unanimidad una enmienda transaccional acordada entre PSOE, PP, Grupo Democrático, Grupo Nacionalista y la Izquierda Confederal, para exigir a las administraciones “un especial cuidado” en la redacción y presentación de los documentos oficiales de cara a su comprensión, “sobre todo en aquellos referidos a la concesión de prestaciones sociales”.

En la defensa de esta enmienda, el senador de la Izquierda Confederal Vincenç Vidal hizo también referencia a “lo difícil que es entender un documento bancario” y lamentó que “muchas veces te tienes que descargar el PDF en Internet para siquiera poder leerlo”.

Puso los aeropuertos como ejemplo de entorno inaccesible, “con sus pasillos enormes, sus luces de neón y las estanterías en mitad del camino”. “Estoy seguro de que esta ley nos va a ayudar a todos”, subrayó.

CONSENSO

La portavoz socialista en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad, Patricia Abascal, se felicitó por “el consenso obtenido hoy” y por “el avance tan decisivo” que supondrá esta reforma.

En su intervención, Abascal relacionó esta norma con otras modificaciones legislativas aprobadas en esta legislatura, como la reforma de la legislación civil y procesal en lo relativo a la capacidad jurídica de las personas con discapacidad y la ilegalización de las esterilizaciones no consentidas.

Asimismo, reiteró “el compromiso del presidente Pedro Sánchez” con la reforma del artículo 49 de la Constitución, para suprimir el término ‘disminuido’ y reemplazarlo por la expresión ‘personas con discapacidad’, así como para reforzar la protección de los derechos de este colectivo.

“Seguimos con la mano tendida”, dijo en referencia a sus señorías de Vox y PP, que en la toma en consideración del proyecto de ley votaron en contra.

Por su parte, la senadora del Partido Popular Violante Tomas quiso quedarse “con las luces“ de esta reforma, que traerá un importante avance en los derechos de las personas con discapacidad intelectual, y “olvidar “las sombras“ que, a su juicio, “se produjeron sobre todo durante la tramitación de la proposición de ley en el Congreso. En este sentido, tomás lamentó “el intento de Unidas-Podemos y del PSOE de difuminar la accesibilidad cognitiva dentro de la accesibilidad universal”, aunque esto se “corrigió en el Senado, gracias a las propuestas impulsadas por el Cermi”, recalcó.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, José Luis Muñoz, alabó el “consenso con el que esta ley sale adelante” y subrayó que “las barreras cognitivas son igual de limitantes que las barreras físicas”.

“Cuando hablamos de accesibilidad, solemos pensar en calles estrechas y en escalones” pero las dificultades para comprender la información y el entorno son barreras muy importantes también, indicó.

“La accesibilidad cognitiva no solo atañe a las personas con discapacidad intelectual o autismo, sino también a las mayores y a otras muchas con dificultades de comprensión” por diversos motivos, agregó.

En opinión de Teresa Rivero (PDECat), “esta ley nos va a beneficiar a todos, Tanto a las personas con discapacidad como al conjunto de la población”. Insistió en la idea de que la accesibilidad cognitiva es la menos desarrollada de las tres dimensiones que comprende la accesibilidad universal. “Hemos legislado y regulado más en cuanto a accesibilidad física y sensorial”, señaló, “lo cual no quiere decir que se haya hecho suficiente”. En este sentido, reclamó “mayor concienciación y más recursos para garantizar lo que está recogido en las normas”.

También Rosa Peral (PNV) defenció la reforma y los beneficios que traerá a millones de personas en España y pidió recursos suficientes para hacerlo posible.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?