Una nueva silla de ruedas permitirá a los incapacitados bajar escaleras

Fecha

20/05/2000

Medio

EFE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una revolucionaria silla de ruedas que permite bajar escaleras es la estrella de "Exposanita 2000", el Salón Internacional de la Sanidad que se celebra en Bolonia con los últimos inventos para mejorar la vida de enfermos y discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar.. La silla, llamada a mitigar la difícil relación entre los parapléjicos y las barreras arquitectónicas, sustituye las clásicas ruedas por unas orugas adaptables a las irregularidades del suelo que posibilitan, por medio de un sistema de balanzas que equilibran el peso, bajar escaleras sin ningún artilugio supletorio. "La sanidad cambia con los tiempos para acercarse a los pacientes y mejorar la calidad asistencial con nuevos inventos, pero también con nuevas propuestas de moda", declaró a EFE el responsable del Salón, Piero Proni.

La Feria de Bolonia (norte), en la que participan 300 empresas de todo el mundo, recoge cada año las novedades del sector y da a conocer las últimas mejoras en artículos tan diversos como las sillas de ruedas o las ambulancias. Proni explicó que uno de los campos en los que se han registrado más novedades en esta edición es el de la telemedicina, por la generalización de Internet, que permitirá tanto a los especialistas como a los pacientes estar al día sobre las innovaciones.

Una de las invenciones relacionada con la telemedicina es un sistema computerizado que recoge todos los datos preseleccionados del paciente y los envía a un centro receptor situado en el hospital o en el ambulatorio más cercano, cómodamente desde casa y sin necesidad de desplazamiento, al tiempo que los médicos pueden seguir la evolución de la terapia.

Algunos inventos están ideados para ahorrar tiempo a los médicos y promover la autosuficiencia de los enfermos, como sucede con ciertas máquinas suministradoras de fármacos, de gran ayuda sobre todo en tratamientos en los que se requiere alta especialización. Una de estas máquinas enfermeras que se puede ver en Bolonia reconoce al paciente por medio de un brazalete en el que se ha grabado un código de barras personalizado que es identificado por el robot para conocer qué tipo de medicinas ha de suministrar.

En la Feria de la Sanidad han resaltado dos tendencias comerciales: una altamente tecnológica y destinada a intervenciones breves en grandes hospitales, y otra de rehabilitación más centrada en los pacientes que se deben someter a largos tratamientos.

Una de las curiosidades es la sección que presta especial atención a la moda y el diseño, y que abarca desde las camas y la ropa de los pacientes hasta los zapatos y las baldosas de los baños. "Un nutrido grupo de empresas se ha dado cuenta de que los hospitales son muy fríos, y por eso han creado nuevas líneas de mobiliario y han dado color a los hospitales para que la gente perciba calor y pueda sentirse como en su casa", indicó Proni. Para aprovechar el beneficioso efecto psicológico del color y potenciar el aspecto humano, algunas empresas presentan alegres modelos de muletas y de sillas de ruedas que, manteniendo su función práctica, intentan ayudar a los pacientes a que acepten mejor su situación.

En el apartado dedicado a las ambulancias destaca la incorporación a estos vehículos de modernos sistemas de navegación vía satélite, que evitarán retrasos indeseados porque indican en una pantalla el recorrido más corto y la situación del tráfico.

Otra innovación que ha despertado la curiosidad de los visitantes es un tejido que aisla casi por completo de las ondas emitidas por teléfonos móviles, avalado por un estudio del Consejo Nacional de Investigación italiano (CNR). Uno de los expositores ha lanzado una completa gama de electrodomésticos para invidentesEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas ciegas en su lugar., desde lavavajillas a hornos microondas, que funcionan con comandos en braille.
También para los parapléjicos y personas con problemas motrices se ha presentado una especie de armadura mecánica, que funciona con batería eléctrica y que actúa sobre las articulaciones y una parte del tronco para permitir que los usuarios se pongan de pie en unos casos o se muevan, según su situación.

Quizás te interese:

Premio Buenas Prácticas 2021

Desde la Asociación Lectura Fácil convocamos una nueva edición del Premio Buenas Prácticas de Lectura Fácil (Bases de los Premios). Queremos premiar iniciativas de diferentes

Seguir leyendo

¿Quieres recibir noticias en tu email?