Un proyecto ayuda a jóvenes con discapacidad intelectual a sacarse el carnet de conducir. "Es posible"

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Fundación Adecco y la Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra (APANA) pusieron en marcha el pasado mes de abril un proyecto "pionero en España" que ayuda a jóvenes con discapacidad intelectual a sacarse el carné de conducir, según explica a Europa Press la responsable de la delegación en Navarra de la Fundación Adecco, Marta Basterra.

"No todas las personas con discapacidad intelectual se pueden sacar el carné de conducir pero algunas de estas personas sí se pueden sacar el permiso. Con esfuerzo, dedicación, implicación y motivación, las barreras se vencen y todo es posible", asegura Basterra.

La idea de poner en marcha este proyecto surgió, como relata la responsable, porque "al atender a jóvenes con discapacidad en Navarra que cursaban una especie de FP para promover su integración laboral, apareció el hándicap de que algunos de ellos no podían acceder a un puesto porque no tenían carné de conducir".

"Habían estudiado, tenían los conocimientos pero necesitaban saber conducir porque a las empresas en las que podían trabajar no llegaba el transporte público", puntualiza.

Así fue como se pusieron en contacto con APANA y seleccionaron a un grupo de siete jóvenes a los que les hicieron un examen previo para ver si tenían actitudes para sacarse el permiso. La asociación se ocupó de financiar la parte teórica de la formación que recibieron los jóvenes, al proporcionar los materiales necesarios (libros de texto, etc.) e impartir las clases. Los alumnos se ocuparán de sufragar la parte práctica.

Los jóvenes recibieron la formación en grupo, que es "como la que recibe cualquier persona que va a sacarse el permiso de conducción, al igual que el examen al que se someten o las posteriores pruebas prácticas".

"No hay ninguna diferencia con respecto al proceso que sigue cualquier otra persona, sólo se requiere más esfuerzo pero son barreras que son posibles romper", reitera.

Esta iniciativa piloto se enmarcada en la misión #EmpleoParaTodos de la Fundación Adecco cuyo objetivo es favorecer el nivel de empleabilidad de estos jóvenes con discapacidad en aquellos trabajos en los que sea necesario disponer de esta certificación.

PROYECTO DE ÉXITO

En la actualidad, uno de los alumnos ya ha aprobado el examen teórico y ya está realizando clases prácticas, mientras que otras dos compañeras están "a punto de aprobar" el teórico, subraya Basterra, que añade que el resto de los seleccionados ha abandonado el programa por diferentes motivos. Por ejemplo, uno de ellos encontró un empleo que no requería el uso del carné y otra está embarazada.

"Las impresiones que nos han trasladado tanto los alumnos como los profesores son muy positivas", afirma la experta, que adelanta que la Fundación Adecco estudia trasladar este proyecto "pionero" a más comunidades autónomas porque "ha sido un proyecto de éxito".

Además, de cara al próximo año, ha indicado que es probable que se vuelva a repetir el proyecto en Navarra, "siempre que haya un grupo mínimo de cinco".

Basterra insiste en la importancia, no sólo de la concienciación del propio colectivo y su entorno para superar las barreras, sino también en la sensibilización creciente de las empresas. "Conocemos casos de compañías que han contratado a estas personas aunque no tengan carné, las empresas están por la labor", concluye.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?