Un grupo de expertos pide que la futura directiva de derechos de autor no perjudique a los discapacitados: David Mann, representante de la organización European Blind Union pide que una reproducción de un libro en braille o audio no pague derechos de autor

Fecha

02/05/2000

Medio

SERVIMEDIA - Bruselas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los derechos de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. deberían equipararse a los de los de autor en la futura directiva europea sobre el "copyright", por lo que no sería necesario pedir permiso para reporducir un texto en formato braille o audio, como manifiesta el presidente del grupo de trabajo sobre derechos de autor de la organización "European Blind Union", David Mann, en "European Voice".

Mann, que padece una discapacidadEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tiene una discapacidad en su lugar. visual, considera que los derechos de autor, el conocido "copyright", es "un aspecto clave para los ciegosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas ciegas en su lugar. y las personas con deficiencia visual, ya que pueden, si son incorrectamente aplicados, impedir nuestro derecho a leer el mismo material que todo el mundo".

Este experto afirma que la legislación de los Quince no vela por los derechos de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. en este sentido, ya que cualquier versión de un texto en otro formato (braille, audio, electrónico, etc.) sólo puede producirse con el permiso del que posee los derechos de autor, lo cual implica grandes retrasos, negativas y una burocracia excesiva. Por ello, esta organización pide que en la próxima directiva europea sobre derechos de autor, que aún no se ha aprobado, el paso de un documento escrito a otro formato "no se vea como una infracción de los derechos de autor si se realiza bajo unas bases sin ánimo de lucro".

Eso sí, cualquier original obtenido para producir el formato alternativo se pagaría al precio establecido. La Unión Europea debería incluir en la futura norma esta excepción de forma obligatoria en los Quince y no, como establece el borrador, dejar que los gobiernos nacionales puedan o no contemplar excepciones para los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar.. De esta manera, las nuevas tecnologías beneficiarán a toda la sociedad en su conjunto, estima Mann.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?