Un estudio pide que la tarjeta europea de discapacidad sea común en todos los Estados

Fecha

01/08/2021

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Un estudio de evaluación sobre el proyecto piloto de la Tarjeta Europea para Personas con discapacidad ha detectado distintas dificultades que la iniciativa debe superar para resultar efectiva, y concluye que ello solo será posible con la implicación de todos los Estados miembro de la UE y con la participación obligatoria de las empresas e instituciones proveedoras de servicios.

Así se recoge en una respuesta parlamentaria a la que ha tenido acceso Servimedia, donde el Ejecutivo aclara las dudas planteadas por el diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu a propósito de dicho proyecto piloto.

En ella, se explica que esta evaluación se llevó a cabo solo en ocho estados (Bélgica, Chipre, Malta, Italia, Rumanía, Eslovenia, Estonia y Finlandia) en sectores muy concretos, como la cultura y el ocio, por parte de una firma de consultoría.

Según sus conclusiones, el uso de la tarjeta europea de discapacidad era ”muy limitado”, por lo que solo “con la implicación de todos los Estados y la participación obligatoria de los proveedores de servicios se logrará que todas las personas con discapacidad puedan disfrutar de los beneficios” recogidos en dicho proyecto, que la Comisión europea quiere aprobar antes de que concluya 2023.

Entre las dificultades detectadas, el estudio destaca que los sectores cubiertos por la tarjeta europea no están armonizados en los estados miembro; que no existe un seguimiento común; que la información de las tarjetas nacionales y sus respectivas webs resulta “muchas veces inconsistente”; que los servicios a los que da acceso no son 100% accesibles, y que los proveedores la perciben como una posible merma financiera.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?