UGT promoverá inspecciones de trabajo para evitar la “discriminación” laboral de las personas con discapacidad

Fecha

02/12/2019

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

La Unión General de Trabajadores (UGT) “promoverá” inspecciones de trabajo “para que las personas con discapacidad tengan acceso al empleo sin ningún tipo de discriminación y para que no se limiten sus derechos laborales”.

Así lo anunció este lunes la secretaria confederal de UGT, Adela Carrió, durante la presentación de una guía técnica elaborada por el sindicato para eliminar las barreras que encuentran las personas con discapacidad para incorporarse al mercado laboral, ya que señaló que el 74,1% en edad de trabajar se encuentran en situación de desempleo.

Carrió mencionó los datos relativos a 2017 publicados por el INE que señalan que “hay más de 1.800.000 personas con discapacidad en edad laboral” y que “tres de cada cuatro está en el paro”. En cuanto a la brecha salarial, la secretaria confederal señaló que estos trabajadores “cobran un 17,1% menos que el resto”.

La responsable del Departamento Confederal de Servicios Sociales de UGT, Gemma Ramón, indicó que “el 65% de las personas con discapacidad física está en el paro, motivo suficiente para publicar esta guía”. Además, Carrió aseguró que “el 90% de los que trabajan lo hace con contratos temporales”.

Para lograr el objetivo de una contratación efectiva, Ramón dijo que “hay que incluir cláusulas en los convenios colectivos en los que se asegure el compromiso de las empresas de cumplir con la cuota de tener al menos un 2% de personas con discapacidad en plantilla”.

Esta es una de las demandas incluidas por el sindicato en la guía. Según UGT, las medidas adoptadas hasta ahora para fomentar la inclusión de estas personas en el mercado laboral “no han resultado eficaces”. Por ello, apuesta por “replantear estas políticas dedicadas”. Carrió denunció que “se están incumpliendo las leyes que otorgan a las personas con discapacidad plenos derechos para acceder a un empleo”.

En la guía se recogen ejemplos de buenas prácticas que, como señaló Carrió, sirven para “mejorar la accesibilidad de los lugares de trabajo y para adaptarlos específicamente a las necesidades de estas personas”.

Asimismo, se refirió también a la discapacidad sobrevenida, “una de las grandes desconocidas y que genera grandes problemas”. Afirmó que desde el sindicato “lucharán para que las empresas puedan reajustar a estas personas o formarlas para ubicarlas en otra ocupación, pero en ningún caso echarlas”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?