Turismo de naturaleza sin barreras

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Colectivo Azálvaro pretende la «plena inclusión» de las personas con discapacidad o con capacidades diferentes en cualquier actividad, y por supuesto en las rutas en la naturaleza que ha previsto para desarrollar su programa de «ecoturismo de inclusión», comenta su presidente, José Aguilera. El próximo sábado, el primero de noviembre, la organización no gubernamental con sede en El Espinar tiene cerrado el grupo para realizar la primera «excursión didáctica accesible». Lo forman, entre monitores y participantes, un grupo de quince personas de la asociación abulense de Pronisa, dedicada al servicio de las personas con discapacidad. Pero al inicio de la marcha en La Panera están invitados los responsables de las instituciones locales (Ayuntamiento de El Espinar, Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta y Prodestur) para hacerles partícipes de la iniciativa.

El fin de esta convocatoria es que los responsables de las administraciones vean que es posible la plena inclusión de las personas con capacidades diferentes, trabajar con distintas asociaciones de personas con discapacidad intelectual, ciegas o sordas para que disfruten plenamente de la naturaleza. También pretenden los organizadores «dar visibilidad a la actividad» para, en definitiva, «llegar a un turismo accesible, atención al discapacitadoEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Persona con discapacidad en su lugar. y accesibilidad en el sector turístico», como apuntan José Aguilera y la responsable de promoción de la ONG Colectivo Azálvaro, Pilar Yuste.

Han contactado ya con una asociación de personas sordo-ciegas de Segovia y tienen previsto hacerlo a partir de ahora con otros colectivos, y para eso es muy importante que conozcan esta actividad, que fomenta además el conocimiento del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama al discurrir en esta primera ruta por la ribera del río Moros. El fin es también «dinamizar el sector turístico y ofertar visitas a lo largo de todos el año con la idea de atraer grupos y particulares que buscan aumentar el conocimiento sobre los recursos naturales, productos que apuestan por la nueva marca del turismo, ‘Provincia de Segovia, Naturalmente’».

Hace dos semanas, un grupo de monitores voluntarios de Colectivo Azálvaro estuvo adiestrándose en los recorridos que realizarán para guiar a estas personas de distintas capacidades. Quienes tienen su movilidad reducida podrán seguir casi todos los itinerarios con las sillas Joëlette, sillas todoterreno con una rueda que permiten llevarles por cualquier sendero y que son habituales en estas rutas de montaña e incluso en competiciones para personas especiales; otros fueron con los ojos tapados para simular las condiciones que encontrará una persona invidenteEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Persona ciega en su lugar..

Desde la Panera
Este sábado la ruta escogida es la primera del programa de Excursiones Didácticas Accesibles para personas con movilidad reducida y saldrá desde el área recreativa de La Panera para, durante unas tres horas, recorrer la Garganta del Río Moros hasta el primer embalse de El Tejo, con un grupo mixto (siempre son así para «promocionar el turismo de inclusión» con la «máxima sostenibilidad», apunta Aguilera) de personas con capacidades diferentes, guiadas por los monitores voluntarios. Es un itinerario de baja dificultad, adecuado para el primer grupo de la asociaciónPronisa de Ávila, seis personas con discapacidad intelectual y física y sus acompañantes.

Durante el recorrido, el guía especialista en biología, antropología e interpretación del paisaje, que es guía de la Red de Parques Nacionales, explicará en las paradas la fauna y la flora del lugar y la vida y costumbres de los gabarreros, pues, indican Aguilera y Yuste, la interpretación ambiental e integral del paisaje será la herramienta para poner en valor el patrimonio cultural y natural del espacio.

Rutas adaptadas
El programa tiene previstos otros dos itinerarios más, el del Mirador de los Buitres y el Paseo de las Cigüeñas, si bien este será más adelante, cuando las aves regresen de su migración. Ahora, explica Pilar Yuste, están trabajando en la adaptación de los recorridos para personas con capacidades diferentes. «Siempre serán grupos mixtos porque nuestra premisa es que estas personas tienen derecho y pueden disfrutar del ocio en la naturaleza igual», comenta.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?