Sánchez se compromete a reducir “al menos un 75% las listas de espera para Dependencia”

Fecha

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, se compromete a reducir “en al menos un 75% las listas de espera de los beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia”.

Así consta entre los 35 compromisos sociales que ha presentado el líder socialista como base de su programa electoral y proyecto de país para las elecciones generales del 10-N. Se quiere dar “prioridad a quienes nunca deben esperar”, dice el documento dado a conocer en un acto en el espacio Rastro-Madrid.

Los socialistas afirman que, en “cooperación” con las administraciones autonómicas y locales, abordarán esta reducción que comenzará por los casos “más graves”, procurando “la igualdad de atención en todos los territorios”.

Por su parte, en materia sanitaria, Sánchez reiteró el compromiso que mantiene desde el 28-A de incorporar la atención bucodental en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. También la prestación de “máxima atención” a las enfermedades raras, incluyendo “adecuadamente su cobertura en la sanidad pública”.

El programa también contempla el destino de “más medios a combatir el cáncer infantil y adolescente, así como a la atención a la salud mental”.

El presidente esbozó estas medidas -de las que no aportó muchos detalles sobre cómo implantarlas- entre las que también mencionó la que iba a ser la principal ley de los socialistas en la pasada legislatura: la ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida que, entre otros aspectos, regulará el “derecho a la eutanasia”.

Asimismo, figura otra de las cuestiones ‘estrella’ del jefe del Ejecutivo ante los comicios del 28-A fue la eliminación “progresiva de los copagos sanitarios empezando por los pensionistas en situación de mayor vulnerabilidad”.

Entre los objetivos presentados y que Sánchez citó, aparece la “abolición de la prostitución” mediante el impulso de una Ley integral contra la trata con fines de explotación sexual para “sancionar penalmente a quienes contribuyan o se beneficien de la prostitución ajena, sancionando la demanda y la compra de prostitución”, como así consta en el programa.

Los socialistas se comprometen a promover planes de formación para empleados públicos con el objeto de facilitar la identificación, la atención a las víctimas de trata con un enfoque integrador, transcultural y de protección y se estrechará la colaboración entre las administraciones públicas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los Servicios Sociales y las organizaciones especializadas del Tercer Sector.

En el ‘microprograma’ social, el PSOE insiste en un “ingreso mínimo como base de la libertad y los derechos de todas las personas”, así como las mejoras en las prestaciones por hijo a cargo para los hogares en situación de pobreza y el desarrollarlo de “un mecanismo de garantía de ingresos para hogares altamente vulnerables”.

En el acto de presentación, el jefe del Ejecutivo esbozó las distintas medidas que engloban los 35 compromisos y en las que, además de aspectos puramente sociales, también se dejaron ver algunos objetivos como que “España apoyará el enfoque sobre los ‘ecoesquemas’ en la futura PAC, lo que permitirá a los agricultores, ganaderos y selvicultores realizar la transición hacía formas de producción más sostenibles”; la apuesta del PSOE por “una fiscalidad justa” donde “quienes más capacidad económica tienen deben contribuir en mayor medida a la garantía de los derechos sociales”; y “la implantación de la nueva tecnología móvil 5G, garantizaremos redes ultra rápidas de 100 Mbps en las escuelas, impulsaremos la Inteligencia Artificial con un centro específicamente dedicado, y contribuiremos a una gobernanza global de la digitalización que proteja los derechos de las personas y nuestros valores democráticos”.

En el acto se dieron cita hasta ocho ministros (Carmen Calvo, Nadia Calviño, Magdalena Valerio, Fernando Grande-Marlaska, Dolores Delgado, Isabel Celaá y Pedro Duque), el núcleo duro de la Ejecutiva del PSOE, con la excepción del secretario de Organización, José Luis Abalos, ausente por su agenda ministerial; y cargos institucionales de Moncloa y del Estado.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?