Piden 34 años de cárcel para un hombre por abusar e intentar violar durante un mes a su hija discapacitada [en Barcelona]

Fecha

04/12/2000

Medio

EUROPA PRESS - Cataluña

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El fiscal solicitó hoy una pena de 34 años de prisión y unaindemnización de cinco millones de pesetas para un hombre, de 38años, por intentar violar y abusar sexualmente de su hija, de 14años, durante casi un mes. La menor había sufrido un accidente detráfico, en el que murió su madre, y que a ella le causó numerosaslesiones y le dejó en una situación de "casi inmovilidad", según elfiscal.

Durante el juicio, que se celebró a puerta cerrada en la SecciónSexta de la Audiencia de Barcelona, el acusado, Juan Manuel G.C.,negó los hechos y aseguró que "lo único que le hacía era lavarla",según informaron fuentes judiciales a Europa Press.

Los hechos ocurrieron entre el día 4 y el día 22 de enero de 1997,cuando, según el fiscal, "el acusado se aprovechó de que la niña se encontraba en una situación de casi inmovilidad", debido a una ccidente de tráfico ocurrido el 24 de noviembre de 1996, en el que murió su madre y ella estuvo ingresada en el hospital durante 42 días.

Como consecuencia del accidente, la niña sufrió diversas fracturasen el cráneo, en el neumotórax, en la clavícula y en las piernas,además de afectaciones renales y en el bazo, entre otras lesiones. Lavíctima tenía que ser ayudada para hacer sus necesidades porqueademás llevaba una escayola en la pierna, según informaron fuentes judiciales.

Durante este mes de enero, el padre llevó a la niña a la cama dematrimonio de su domicilio de Granollers (Barcelona), donde trató deabusar sexualmente de ella en dos ocasiones. Según explicaron lascitadas fuentes, la víctima, que acudió al juicio por su propio pie,aseguró que su padre le había "introducido su cosa" en varias ocasiones y explicó que le "hacía mucho daño".

"AMENAZAS Y GOLPES"
Según el fiscal, el acusado "se vio obligado a abandonar por eldolor y los gritos de la menor", a pesar de las "amenazas y golpesque recibía de su padre cuando protestaba". La menor, J.G.A., explicódurante el juicio, que su padre abusaba psicológica y físicamente deella y de su madre "antes de que ocurriera el accidente", segúnexplicaron fuentes judiciales.

El fiscal afirma que el acusado también intentó abusar de su hijaen una habitación de la unidad de pediatría del Hospital Sant Joan deDéu de Esplugues de Llobregat (Barcelona), entre los días 22 y 25 deenero de 1997. El padre, "aprovechando la escasa movilidad de lamenor", le tocó los pechos y los genitales y le dio besos en la boca,según el escrito de la acusación.
Las citadas fuentes explicaron que la víctima aseguró durante eljuicio que su padre "le pegaba en la herida que tenía en la cabeza" yexplicó que ella quería ir a vivir con sus abuelos antes de que seprodujeran los abusos.

La víctima, que actualmente vive con sus abuelos, aseguró duranteel juicio que "estaba hecha polvo" después del accidente y que "no sepodía mover", según informaron fuentes judiciales.

A consecuencia de estos hechos, la Dirección General de Atención ala Infancia de Catalunya suspendió provisionalmente al procesado laguarda y custodia de la niña, y según explicó la abogada del acusado,Carmen Gil Orozco, el acusado "lleva cuatro años sin ver a su hija".
Los psicólogos explicaron que la menor presenta un síndrome de"estrés postraumático", aunque no confirmaron que la causa fueran losabusos o la muerte de su madre, según explicaron fuentes judiciales.
Las citadas fuentes explicaron que el acusado lleva "desde los 27años recibiendo un tratamiento psiquiátrico y farmacológico". "Tieneque tomar antidepresivos, pero no existe ningún diagnóstico concretode lo que tiene", aseguraron las mismas fuentes.
"SABIA LO QUE ESTABA HACIENDO"
Los médicos forenses explicaron durante el juicio que el padre dela víctima "tiene sus condiciones volitivas intacatas", lo que quieredecir que "sabía lo que estaba haciendo", explicaron fuentesjudiciales.
Asimismo, los médicos constataron que la niña tenía "una muescaen el himen", pero explicaron que esto no quiere decir"necesariamente" que sufriera una penetración.
El fiscal pidió dos penas de doce años de prisión por los dosdelitos de agresión sexual y una pena de diez años por el delitocontinuado de agresión sexual, lo que suma un total de 34 años decárcel.
También solicitó que se le retiraran los derechos de patriapotestad sobre su hija durante seis años y una indemnización a lamenor de cinco millones de pesetas por las secuelas físicas,psíquicas y morales causadas. La Generalitat estaba personada comoacusación popular en la causa, pero se retiró cuando la víctimacumplió los 18 años.
La abogada del acusado, Carmen Gil Orozco, explicó endeclaraciones a Europa Press, que "existen contradicciones en lasexplicaciones de la menor", por lo que pidió la absolución de sucliente, "que ha mantenido siempre su inocencia", añadió.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?