Perú: Se incrementa la deserción escolar en niños sordos

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La “educación inclusiva” para niños con discapacidad no está dando sus frutos. En el caso de niños con discapacidad auditiva, habría aumentado la deserción escolar ya que muchos no entienden nada de lo que les enseñan en las escuelas regulares. A menos de un año de la década de la Educación Inclusiva, el Ministerio de Educación no tienen estadísticas sobre la deserción y tampoco parecen estarse tomando las medidas del caso.

La realidad de los alumnos con discapacidad auditiva que están desertando de sus clases en colegios regulares refleja que la llamada inclusión educativo aún no ha superado varias dificultades. Marita Padilla es pedagoga y tiene 18 años trabajando con niños sordos. Es co-fundadora de Fundación Pro Derechos Sordos Perú (Fundesord), un centro de atención a niños sordos que funciona como colegio. Por las tardes, niños con esta discapacidad de diferentes edades llevan clases de reforzamiento en comunicación, en matemática, en historia dictadas por una profesora, con la misma discapacidad, la misma que les enseña lenguaje de señas.

El método de Fundesord es enseñarles a los niños a comunicarse a través de lenguaje de señas primero para después enseñarles el lenguaje español, instruirlos en lo que se llama el lenguaje bilingüe para que se puedan comunicar.

Ana Rosa tiene 12 años. Es sorda desde que tenía 3 y tres veces por semana debe asistir a sus clases de Fudesord, asiste en las tardes para poder aprender lo que le es negada en el colegio de educación “inclusiva”. Ella nos señala en lenguaje de señas que no aprende nada en su colegio inclusivo (Beethoven); su testimonio nos relata discriminación. “Tenemos sólo un profesor. A los sordos nos dan poca información sobre un tema. Cuando tengo dudas y pregunto, la profesora me ignora. Nos separan en dos grupos a los sordos y a los oyentes. A ellos les enseñan más, a nosotros nos enseñan en nivel básico. No entiendo las clases porque hay un solo intérprete que va sólo los lunes. Cuando quiero comunicarme con la profesora ella me ignora”, dice Ana Rosa en lengua de señas.

Actualmente, hay en 342 instituciones educativas públicas y 115 Servicios de Atención y Asesoramiento a las Necesidades Educativas Especiales (Saanee). 4,477 instituciones educativas públicas de nivel primaria inclusiva que reportan al menos un estudiante con discapacidad.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?