Nueve de cada diez mujeres con daño cerebral adquirido tiene discapacidad

Fecha

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las mujeres con daño cerebral adquirido (DCA) presentan, en general, una situación de incapacidad más severa que los varones, de tal forma que el 92 por ciento de ellas tiene alguna discapacidad para las actividades básicas de la vida diaria, aunque solo el 40 % solicitan la acreditación oficial.

Son algunos de los datos del estudio “La situación de las mujeres con daño cerebral adquirido en España”, del Observatorio de Daño Cerebral de la Federación Española de Daño Cerebral (Fedace), financiado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y que ha sido presentado este lunes coincidiendo con el Día Mundial del Cerebro.

El DCA es una causa de discapacidad que va en ascenso y que tiene su origen en lesiones cerebrales súbitas causadas por accidentes cerebrovasculares (ictus), traumatismos (caídas o accidentes), anoxias cerebrales (lesión provocada por la falta de oxígeno en el cerebro), tumores e infecciones.

En España hay 220.330 mujeres con DCA, que suponen el 52,5 % de la población total afectada: el 71,9 % está por encima de los 65 años. La prevalencia en ellas está estrechamente ligada al envejecimiento.

En casi el 82 % de los casos la causa es un ictus, mientras que en el caso de los hombres es el 75,5%.

El estudio, realizado con la asistencia técnica de Martha Quezada de la Consultoría Intersocial, pone de relieve la “especial vulnerabilidad” de las mujeres con DCA, que solicitan en menor medida que los varones el reconocimiento administrativo de discapacidad.

Las mujeres, en términos generales, sienten que viven más situaciones de discriminación por su condición de discapacidad que los varones, especialmente para encontrar empleo, acceder a edificios y hacer gestiones.

El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Jesús Celada, ha reconocido que el binomio mujer-discapacidad supone una doble discriminación. “Si una mujer sufre una discapacidadEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tiene una discapacidad en su lugar. el pilar de la familia cae”.

El informe apunta a que el apoyo a las mujeres con DCA es asumido mayoritariamente por mujeres, en un 80 % de los casos, y tienen una edad media de 53 años, ocho más que las personas a las que prestan los cuidados.

El representante del Ministerio de Sanidad ha incidido en que cualquier persona puede tener DCA y ha recordado que puede afectar en cualquier etapa de la vida.

Le pasó a Amalia Diéguez, presidenta de Ateneu Castellón y vocal de Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) Mujeres, quien ha contado que hace 30 años salió de casa y sufrió un ictus. “Y nunca volví. Volvió una madre, una esposa y una trabajadora con DCA”.

A partir de ahí tuvo que ir superando las secuelas y pedir apoyo.

“Se cuestionó mi capacidad para cuidar de mis hijos y lo mismo ocurrió con mi trabajo”.

La directora gerente de Fedace, Mar Barbero, ha subrayado que al tratarse de una discapacidad sobrevenida “no estamos preparados” para ello y ha señalado que requiere rehabilitación de por vida.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?