Mujer y discapacidad, una “doble discriminación” en el trato con la Justicia

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Ser mujer y sufrir una discapacidad supone una “doble discriminación” en el trato y en el acceso al sistema judicial, una situación que, pese a los avances, continúa por la “falta de medios estructurales” en España.

Estas son algunas de las conclusiones reflejadas en la II conferencia sectorial de mujeres con discapacidad, organizada por la Fundación CERMI Mujeres (FCM) y en donde se ha subrayado la necesidad de acabar con los “estereotipos” y con los “prejuicios” en torno a las mujeres discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..

“Hay que reexaminar cuáles son nuestras creencias y prejuicios”, ha dicho la asesora jurídica de Plena Inclusión, Inés de Araoz, quien ha explicado que cuando se priva de cualquier capacidad a una persona por el mero hecho de ser discapacitadaEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujer / niña con discapacidad en su lugar., se está asumiendo que la dignidad humana de ese colectivo es menor que la de las demás, y eso, ha aseverado, “equivale a rebajar los derechos humanos”.

Asimismo, María Carmen Barranco, profesora de filosofía del derecho en la Universidad Carlos III, ha insistido en que las mujeres y los hombres discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. no reciben el mismo trato.

“Cuando a una mujer discapacitadaEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujer / niña con discapacidad en su lugar. se le considera una niña perpetuamente es muy difícil que se considere su participación en la sociedad en igualdad de condiciones con el resto de personas”, ha apuntado.

En el caso de las mujeres discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., dichas restricciones se reflejan, según Barroco, en unas mayores tasas de esterilizaciones forzadas, en que se dude de la credibilidad de sus testimonios o en la negativa, durante un proceso de separación de divorcio, de que se puedan hacer cargo de sus hijos.

Para revertir la situación, las ponentes han insistido en la urgencia de cumplir con la Convención sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad de la ONU, aprobada en diciembre de 2006 en Nueva York.

En este sentido, Almudena Castro, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Internacional del Notariado, ha hecho hincapié en que adoptar la convención “no es una cuestión de necesidad, sino de derecho fundamental”.

“Llevamos más de 10 años con la convención en vigor, pero todavía no se ha modificado el código civil. No puede ser que el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad dependa de la sensibilidad del juez”,”, ha manifestado.

Entre algunas de las reivindicaciones concretas de la jornada, que ha finalizado con la entrega de un premio de CERMI al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, está la de “empoderar” a las personas discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., permitiéndoles que “asuman riesgos” en sus vidas.

“Sólo el 5 % de personas con discapacidad intelectual tienen necesidades graves. ¿Cómo es posible entonces que haya un 85 % de personas que estén sometidas a tutela, en muchos casos de manera absoluta? No estamos empoderando a las personas para que desde pequeñas puedan tomar sus propias decisiones”, ha afirmado Inés de Araoz.

Por su parte, la presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Susana Martínez Novo, ha insistido en la “importante dependencia emocional” de una mujer discapacitadaEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujer / niña con discapacidad en su lugar. víctima de violencia de género.

“Estas mujeres tienen miedo a la pérdida de la guardia y custodia de sus hijos, porque el plano de violencia de género no es solamente penal, sino también civil, en el cual se va a ver cuál de los dos progenitores está más capacitado para conservar la guardia y custodia de sus hijos”, ha apuntado.

El encuentro también ha contado con la presencia del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, quien ha manifestado que “aunque somos un país de referencia, quedan muchas cosas por hacer”.

Garcés ha respaldado la candidatura de Ana Peláez, vicepresidenta ejecutiva de la FCM, para formar parte del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?