Minusválidos [en Melilla] cortan el acceso a la frontera para impedir una gasolinera

Fecha

25/03/2000

Medio

EFE - Melilla

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Medio centenar de personas, la mayoría discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. psíquicos, cortaron hoy durante hora y media la carretera de acceso a la frontera con Marruecos con una sentada de protesta para impedir la instalación de una gasolinera frente al centro municipal de disminuidos Gámez Morón de Melilla.
La protesta, a la que algunos minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. acudieron en sillas de ruedas, impidió la salida de vehículos desde Melilla a Marruecos a través de la aduana de Beni-Enzar, la de mayor tránsito, durante algunos minutos y la Policía Local desvió el tráfico por dos viales paralelos sin que se produjeran retenciones importantes, explicaron a Efe fuentes de este cuerpo.

Vecinos de la zona y los responsables del Gámez Morón acordaron efectuar esta protesta para impedir la construcción de la gasolinera "porque es una bomba muy peligrosa" para el medio centenar de jóvenes discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. del centro, ya que "si hubiese un incendio morirían todos achicharrados porque no pueden valerse por sí mismos", explicó uno de los monitores de la residencia.
Añadió que los trabajos de construcción de la gasolinera, que comenzaron esta semana, causan "molestias y ruidos que ponen nerviosos" a los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. y reclamó que se habilite una zona verde en lugar de la estación de servicio.

Algunas madres de los residentes en el Gámez Morón amenazaron con retirar a sus hijos del centro en caso de que se construya la gasolinera por el "peligro que correrían", pese a que "no podemos hacernos cargo de ellos pues requieren una atención especial" y no se dispone de otras instalaciones.

Los vecinos de la zona consideran que el riesgo es "aún mayor" ya que en las inmediaciones también existe un instituto de Formación Profesional, el Reina Victoria Eugenia.

Los manifestantes cesaron la protesta, que se desarrolló entre las 10,30 horas y el mediodía, tras recibir la promesa de que el lunes serán recibidos por el presidente melillense, Mustafa Aberchan (CM), y el consejero de Obras Públicas, David Lucia (GIL), y que su escrito reivindicativo será entregado al delegado del Gobierno.
Fuentes de Protección Civil indicaron a Efe que la instalación de la gasolinera "no es peligrosa" porque reúne las medidas de seguridad "necesarias".

Esta estación de servicio comenzó a construirse esta semana en las cercanías de la aduana de Beni-Enzar, después de que el Gobierno local ordenase el traslado de su ubicación anterior porque estorbaba las obras de una urbanización.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?