Más del 25% de las personas con párkinson desarrolla también depresión

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más del 25% de las personas que tienen párkinson manifiesta síntomas de depresión, amén de otros problemas como ansiedad, apatía o irritabilidad, que se produce por la gran incapacidad que ocasiona esta enfermedad.

Así lo puso de manifiesto este lunes en un comunicado la Sociedad Española de Neurología (SEN), con motivo del XXI Curso Nacional de Trastornos del Movimiento para neurólogos y otras especialidades relacionadas con estos problemas, como la psiquiatría, que se está celebrando en Madrid.

Las enfermedades que cursan trastornos del movimiento, que afectan a casi un millón de personas en España, representan un elevado porcentaje dentro de los problemas neurológicos en general (más de un 20%), como es el caso de la enfermedad de Párkinson.

Concretamente, el párkinson es una patología neurodegenerativa, crónica e invalidante, que se caracteriza por una serie de síntomas motores como lentitud en los movimientos, temblor, rigidez e inestabilidad postural, y también por síntomas no motores como son los trastornos del sueño, estreñimiento, problemas visuales, respiratorios, urinarios y cognoscitivos.

A medida que la enfermedad progresa, se vuelve cada vez más incapacitante.

Ya en los primeros cinco años de diagnóstico esta incapacidad genera que un 42% de los pacientes requiera de un cuidador, porcentaje que se eleva al 73% cuando el paciente lleva conviviendo con la enfermedad diez años.

Además, la SEN advierte de que en estados avanzados de esta patología el 10% de los pacientes diagnosticados no responden adecuadamente a los fármacos orales disponibles, aumentando la discapacidad y empeorando su calidad de vida.

El doctor Javier López del Val, responsable de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, comentó que “las tres terapias alternativas más importantes en la fase avanzada de la enfermedad son el tratamiento con apomorfina, la bomba de infusión intestinal de levodopa/carbidopa y la cirugía”. Asimismo, indicó que existen otros tratamientos para el párkinson como la terapia génica, pero aún están en fase de investigación.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?