Más de 13 millones de bebés, uno cada diez, son prematuros y tienen más riesgo de enfermedades graves, según la OMS

Fecha

06/10/2023

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Unos 13,4 millones de bebés nacieron prematuramente en 2020, antes de las 37 semanas completas de embarazo, lo que significa de uno de cada diez de todos los nacidos vivos. Además, los niños que sobreviven tienen más posibilidades de tener enfermedades graves o presentar alguna discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así se desprende de según estudio publicado este viernes en ‘The Lancet’ y elaborado por investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

“Los recién nacidos prematuros son especialmente vulnerables a las complicaciones de salud que ponen en peligro su vida y necesitan cuidados y atención especiales”, explicó el doctor Anshu Banerjee, director del Departamento de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente y del Envejecimiento de la OMS.

Para los bebés prematuros que sobreviven, el parto prematuro también aumenta significativamente la probabilidad de sufrir enfermedades graves, discapacidad y retrasos en el desarrollo, e incluso enfermedades crónicas en la edad adulta como la diabetes y las afecciones cardíacas.

Además, ninguna región del mundo ha reducido significativamente las tasas de nacimientos prematuros en la última década, ya que la tasa mundial anual de reducción entre 2010 y 2020 fue de solo el 0,14%.

Según el doctor Banerjee, dichas cifras “muestran una necesidad urgente de una inversión seria en los servicios disponibles para apoyarlos a ellos y a sus familias, así como de prestar mayor atención a la prevención, en particular, garantizar el acceso a una atención médica de calidad antes y durante cada embarazo”.

Por ello, la OMS instó a “reforzar tanto la atención a los recién nacidos prematuros como los esfuerzos de prevención, en particular la salud y la nutrición maternas, para mejorar la supervivencia infantil”.

No obstante, el documento ‘Estimaciones nacionales, regionales y mundiales de los nacimientos prematuros en 2020’, que incluye tendencias desde 2010: un análisis sistemático, proporciona estimaciones y tendencias de los nacimientos prematuros en ese periodo que revelan grandes disparidades entre regiones y países.

PREMATUROS EN EL MUNDO

Alrededor del 65% de los nacimientos prematuros en 2020 ocurrieron en África subsahariana y Asia meridional, donde más del 13% de los bebés nacieron antes de las 37 semanas de gestación. Las tasas en los países más afectados -que son Bangladés (16,2%), Malawi (14,5%) y Pakistán (14,3%)-, son entre tres y cuatro veces superiores a las de los países menos afectados, que corresponden a Serbia (3,8%), Moldavia (4%) y Kazajistán (4,7%).

Sin embargo, según la OMS, el parto prematuro no es solo un problema en los países de ingresos bajos y medianos, y los datos muestran claramente que afecta a las familias en todo el mundo. “En algunos países de ingresos altos, como Grecia (10,11%) y los Estados Unidos de América (6%), se registran tasas del 10% o superiores”.

Los riesgos para la salud materna, como el embarazo adolescente, las infecciones, la mala nutrición y la preeclampsia, están estrechamente relacionados con los nacimientos prematuros. Por eso, la institución sanitaria aboga por una atención prenatal de calidad. “Es fundamental para detectar y tratar las complicaciones, para garantizar una datación precisa del embarazo a través de ecografías tempranas y, si es necesario, para retrasar el trabajo de parto a través de tratamientos aprobados”.

Estas estimaciones nacionales de partos prematuros se publican por primera vez en el nuevo informe y en el sitio web de la OMS, con la excepción de 92 países que, según explicó la OMS “carecen de datos representativos a nivel nacional adecuados”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?