Madrid incorporará terapias alternativas que mejoren la atención de menores con discapacidad

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha visitado, junto al consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria,la residencia “La Berzosa” para niños tutelados con algún tipo de dicapacidad o trastornos de salud mental. Allí conoció de primera mano el proyecto piloto de granja terapéutica puesto en marcha y aseguró que el trabajo que se realiza constituye “una vía excelente” de integración social para los 19 menores, de entre 6 y 18 años, que residen en el centro.

Aguirre aseguró que esta es la razón por la que en el III Plan de Acción para Personas con Discapacidad 2012-2015, el cual destacó que se trata del “mejor reflejo” del compromiso del Gobierno regional con este colectivo social y supone un “paso adelante”, se ha recogido la incorporación de terapias alternativas de este tipo para mejorar la calidad de vida y la autonomía personal de estas personas, como para crear plazas de ocio adaptadas en los campamentos juveniles de la Comunidad.

En la granja, que cuenta con animales como caballos, ovejas, gallinas, cerdos y perros, destacó que estos jóvenes aprenden lo que significa tener una responsabilidad, como, por ejemplo, el hecho de dar de comer a los animales, así como a respetar y a relacionarse con estos últimos. De hecho, resaltó, establecen con ellos lazos afectivos “especialmente fuertes e intensos” y el hecho de controlar el comportamiento de los animales les ayuda en su propio proceso terapéutico.

Además, explicó que cuentan con un huerto ecológico, donde aprenden a cultivar hortalizas como pimientos y calabacines, y con un invernadero, el cual supone un elemento “muy positivo” en la educación, aprendizaje e integración de las personas con discapacidad.

La residencia cuenta con 5 inmuebles distintos distribuidos por distintas zonas del municipio de Berzosa de Lozoya, lo que ofrece a los jóvenes la posibilidad de relacionarse con el resto de vecinos que tienen edades “parecidas a las suyas”.

Dos de ellos están dedicados a residencia, un tercero a la atención escolar, el cuarto constituye un espacio de ocio y estudio y el quinto está reservado para los tratamientos terapéuticos, la psicomotricidad, la psicoterapia y los despachos de los 24 profesionales que allí trabajan, cuya aportación es “clave” para la integración de estos jóvenes, manifestó Aguirre.

Actualmente, la presidenta recordó que hay 276.000 madrileños con alguna discapacidad, de los cuales 17.000 son menores de 18 años. Ante esto, manifestó creer que la región cuenta con una “importante” red de atención social que cuenta con 500 centros y 50.000 plazas, de las cuales 21.000 están reservadas a madrileños con discapacidad. Además, a través del III Plan ponen a disposición de estos últimos y de sus familias “nuevas oportunidades”.

Finalmente, Aguirre aseguró que a día de hoy la Comunidad de Madrid cuenta con cerca de 1.600 plazas residenciales donde atiende a menores que se encuentran bajo su tutela. En total, bajo su protección, señaló, se encuentran 4.600, de los que más del 62% se encuentran en acogimiento familiar y el 38% viven en centros como el que visitó.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?