Madres británicas lanzan una campaña que persigue la creación de juguetes para niños con discapacidad

Fecha

28/05/2015

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Los juguetes de verdad tendrían que ser imperfectos, como lo son las personas. Es curioso que en todo el mundo existan unos 150 millones de niños con algún tipo de discapacidad y que no se comercialice ningún juguete invidenteEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Persona ciega en su lugar., con audífono, marcas de nacimiento, bastón, perro-guía o en silla de ruedas. Bajo esta premisa, un grupo de madres británicas con hijos discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. abrió hace un mes una página en Facebook, Toy Like Me (Un juguete como yo), para solicitar a las compañías jugueteras que amplíen su gama de productos, contemplando la diversidad física que nos rodea. A su juicio, los pequeños se verán más identificados en juguetes que se parezcan un poco más a ellos.

La primera firma en recoger el guante ha sido Makies, una empresa que se dedica a fabricar muñecas personalizadas, al gusto del cliente, eligiendo tono de piel, color de ojos, vestuario y otros elementos. Son elaboradas con impresoras 3-D y cada una cuesta alrededor de 100 euros.

Las componentes de Toy Like Me en Facebook se han preguntado “si pueden responder compañías pequeñas como Makies, a qué están esperando los grandes fabricantes” en hacerles caso. Y dan nombres como Lego, Mattel Barbie y Playmobil. A esta última va dirigida su última petición en change.org. La iniciativa, planteada en inglés, está siendo viral en el Reino Unido, comienza a extenderse por Estados Unidos y pretende convertirse en global tras la creación de una cuenta en Twitter y el hashtag #ToyLikeMe, donde numerosos padres están colgando sus propias propuestas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?