Los quince logran un acuerdo en directiva contra la discriminacion laboral

Fecha

18/10/2000

Medio

EFE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Consejo de ministros de Empleo y Asuntos Sociales alcanzó anoche, tras varias horas de debate, un acuerdo unánime sobre la futura directiva contra todo tipo de discriminación en el ámbito laboral.

"No ha sido fácil y me quedo corta, pero por fin hemos conseguido unanimidad", declaró la presidenta del Consejo y ministra de Empleo francesa, Martine Aubry.

Finalmente, las delegaciones del Reino Unido e Irlanda levantaron sus reservas a un texto en el que, desde un principio, había acuerdo en términos generales y el resultado es, según Aubry, "una propuesta que responde a la preocupación de esas delegaciones sin desvirtuar el texto".

En el caso de Irlanda, sus reservas se referían a cuestiones religiosas y de terminología en lo relativo a las instituciones de carácter religioso.

"Nadie puede dejar de tener en consideración la situación especial de Irlanda" en esta materia, dijo la ministra francesa, quien subrayó que no se aceptó ninguna discriminación por opiniones religiosas.

En la misma conferencia de prensa, la comisaria europea de Empleo y Asuntos Sociales, Anna Diamantopoulou explicó que lo acordado es que se mantienen los actuales términos de la legislación irlandesa en el sentido de que "las personas que trabajan en estas instituciones deben respetar la ética" de las mismas.

Para el Reino Unido, el problema era el plazo de trasposición de la futura directiva, ya que este país solicitaba ocho años en lo relativo a cuestiones de edad mientras que la Comisión proponía dos en todos los casos.

Al final, se ha fijado un plazo de trasposición de 3 años, que se amplia a 6 para cuestiones de edad y discapacidad.

Tras más de seis horas de debate, los Quince lograron un acuerdo que Diamantopoulou calificó de histórico en torno a esta propuesta de igualdad de trato en materia de trabajo.

Se trata de una directiva que forma parte de un conjunto de medidas destinadas a la puesta en marcha del principio de no discriminación recogido en el artículo 13 del Tratado de Amsterdam.

Concretamente la estrategia comunitaria de lucha contra la discriminación está formada por esta directiva, otra ya aprobada sobre igualdad de trato sin distinción de raza u origen étnico y el llamado programa de acción comunitaria de lucha contra la discriminación para el periodo 2000-2006.

El texto que han consensuado hoy los Quince tiene como objetivo establecer un marco general contra la discriminación en el ámbito del trabajo, ya sea por razones de religión, convicciones, discapacidad, edad u orientación social.

La nueva directiva establece normas sobre el acceso a un puesto de trabajo, criterios de selección, acceso a formación profesional, condiciones de empleo, de despido, de remuneración y de afiliación a una organización de trabajadores.

Asimismo, define las nociones de discriminación directa e indirecta, fija un nivel mínimo común de protección judicial en casos, por ejemplo, de despidos irregulares.

En cuanto al plan de acción que también ha sido respaldado hoy por el Consejo, se trata de una iniciativa destinada a promover medidas antidiscriminación, es decir, a apoyar y completar las anteriores normas legislativas a través del intercambio de información y de buenas practicas.

Está previsto que entre en vigor el primero de enero del próximo año y finalice a finales del 2006 y cuenta con un presupuesto de 98,4 millones de euros.

Quizás te interese:

Premio Buenas Prácticas 2021

Desde la Asociación Lectura Fácil convocamos una nueva edición del Premio Buenas Prácticas de Lectura Fácil (Bases de los Premios). Queremos premiar iniciativas de diferentes

Seguir leyendo

¿Quieres recibir noticias en tu email?