Los cuidados paliativos y la Ley de Dependencia, temas centrales del IV Congreso Nacional del Alzheimer

Fecha

20/10/2010

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La segunda jornada del “IV Congreso Nacional de Alzheimer” y “IV Conferencia Iberoamericana”, que se está celebrando en Sevilla, se ha centrado este viernes en la “desigual aplicación” de la Ley de Dependencia en las distintas comunidades autónomas, así como en la “falta de reconocimiento” del Alzheimer como enfermedad terminal a la hora de aplicar cuidados paliativos, según ha informado en una nota la organización de estos eventos.

En concreto, el director de la Fundación Edad y Vida de Barcelona,Albert Verges, ha explicado la repercusión de la implantación de la Ley de Dependencia en España, de la que ha dicho, en la actualidad, existen 237.770 beneficiarios en lista de espera.

Del mismo modo, ha dado a conocer que en el conjunto del país se han registrado 1.431.506 solicitudes para esta Ley, las cuáles se atienden de manera distinta en las distintas comunidades debido, por una parte, al desigual reparto de recursos para la atención a personas mayores dependientes; y, por otra, a la falta relación con el número de población potencial dependiente de cada región.

Así, y a modo de ejemplo, ha explicado que “en Andalucía se han registrado un 27,25 por ciento del total de las solicitudes, cuando su población potencialmente dependiente es del 16,5 por ciento, mientras que en Madrid se han presentando un 7,72 por ciento de las solicitudes, disponiendo de una población potencialmente dependiente que asciende a un 12,82 por ciento”.

Por su parte, el geriatra del Hospital Central de la Cruz Roja en Madrid Isidoro Ruipérez ha abordado cómo se puede prevenir la dependencia en las personas con la enfermedad de Alzheimer, que en la actualidad representan el 60 por ciento de los dependientes en España.

Ruíperez ha hecho hincapié en la necesidad de vigilar la salud de las personas con demencia, ya que se ha demostrado que tienen más riego de padecer enfermedades comunes como la artrosis, el reuma, y la diabetes, así como otras relacionadas con la tensión arterial.

Asimismo, ha señalado que “hay dos afecciones a las que se debe prestar especial atención: las fracturas, ya que las personas con demencia se rompen la cadera siete veces más que el resto; y los ictus, donde se ha demostrado que el nivel de recuperación en un persona con Alzheimer es prácticamente similar que el de una persona sana”.

La segunda de las sesiones ha sido la ponencia ‘La enfermedad de Alzheimer al final del camino’, a cargo de Baldomero Alvarez, médico geriatra del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga.

Según Alvarez, “en la actualidad, el 10 por ciento de los pacientes incluidos en programas de cuidados paliativos tienen como primer diagnóstico demencia”.

En este sentido, ha aludido a la existencia de “barreras de entrada a la hora de aplicar cuidados paliativos a las personas con demencia debido a su pronóstico incierto, a la falta de reconociento de la demencia como una enfermedad terminal, y al desconocimento por parte de los profesionales y familiares de la existencia de programas de cuidados paliativos en demencias”.

Este IV Congreso Nacional de Alzheimer está organizado por la la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), junto con la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?