Los centros especiales de empleo necesitan mejorar su comunicación

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

El director de Governance, Risk and Compliance de KPMG en España, Ramón Pueyo, manifestó en la jornada informativa ‘Procedimientos de reporte, sistemas de gestión y medición de impacto’ para los Centros Especiales de Empleo (CEE) integrados en Feacem, que “parece evidente la necesidad de reforzar la comunicación de los Centros Especiales de Empleo”.

En la jornada participaron también la directora gerente de la Federación Empresarial Española de Asociaciones de Centros Especiales de Empleo (Feacem), Josefa Torres; la analista de RSE de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Shannon de Mata; el gerente del Foro de la Contratación Socialmente Responsable, Javier Blanco; José Luis Herrero y Juan Ignacio Gómez Pallete, de la Fundación Montemadrid; Juan Novillo, Gerencia de RSC Aenor, y la directora gerente de la Fundación Bequal, Marta Val.

Josefa Torres inició la jornada destacando el objetivo de la misma: “La búsqueda de la mejora continua y de la excelencia en la gestión de los CEE”, de los que afirmó que deben ser empresas sociales con una gestión excelente.

En su intervención, Ramón Pueyo explicó los principales sistemas de reporte de impactos que ponen en valor todas las iniciativas positivas que desarrollan las distintas corporaciones. En este sentido, instó a los centros especiales de empleo a reforzar sus acciones de comunicación para fortalecer así sus mensajes.

Pueyo se refirió a lo que denominó como ‘la paradoja de los CEE’, que asoció al principio de que “la intensidad de la comunicación no guarda relación con el impacto”, añadiendo que “existe la necesidad de reforzar la comunicación individual y como sector, al igual que existe la necesidad de objetivar y hacer medible la contribución social”.

El director de Governance, Risk and Compliance de KPMG en España destacó que “los estándares de medición y monitorización de impactos como GRI, tal cual, no sirven” para los CEE, a no ser que se propongan de otra manera. Asimismo sugirió “conjugar GRI, que constituye el estándar de medición más exhaustiva que utilizan muchas grandes corporaciones, con la comunicación de las acciones de RSC” y la necesidad de buscar impactos útiles ante distintas situaciones”. Por último, apostó por “el conocimiento y reconocimiento del sector”.

Pacto Mundial de la ONU
En la jornada informativa organizada por Feacem, que tuvo lugar en Fundación ONCE, también participó la analista de RSE de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Shannon de Mata, quien explicó el modelo de apoyo que ofrecen a las distintas organizaciones con las que trabajan.

La prioridad de esta entidad, que cuenta con más de 13.000 firmantes en todo el mundo, es “promover el desarrollo sostenible en las organizaciones a través del desarrollo de iniciativas y la sensibilización de la sociedad”, explicó De Mata. Desde que el 23 de septiembre de 2015 se hicieron públicos los Objetivos de Desarrollo Sostenible trabajan para implicar a las empresas privadas en conseguirlos.

En su intervención destacó que “en España, el 30% de las entidades con las que colaboramos son grandes empresas, el 52% son pymes y el 18% son organizaciones del Tercer Sector”. Su evaluación se realiza a través de un sistema de monitorización de impactos sencillo que permite hacer seguimiento de sus acciones e impactos.

Contratación pública socialmente responsable
Por otro lado, en su intervención, el gerente del Foro de la Contratación Pública Socialmente Responsable, Javier Blanco, manifestó que el estado de las contrataciones públicas en lo referente a la inclusión de cláusulas sociales. “El tratamiento que se hace a la discapacidad en las leyes más recientes obliga a los órganos de contratación a incluir cláusulas especiales que tengan en cuenta a las personas con discapacidad y a los CEE”, aseguró.

Blanco dijo que “la Administración General del Estado y los gobiernos autonómicos y locales tendrán que reservar por ley un mínimo de contratos públicos en favor de CEE de personas con discapacidad así como a favor de empresas de inserción”.

Por último, el gerente del Foro de la Contratación Pública Socialmente Responsable incidió en que “sólo hay avances considerables en la generación de empleo por medio de la contratación pública a favor de las personas con discapacidad en aquellos territorios con legislación específica que hace obligatoria la inclusión de cláusulas sociales”.

Cuantificación del valor social de los CEE
En la jornada ‘Procedimientos de reporte, sistemas de gestión y medición de impacto’ intervinieron también Juan Ignacio Gómez Pallete y José Luis Herrero, de la Fundación Montemadrid.

El modelo propuesto por Fundación Montemadrid se basa en la percepción de los públicos de interés sobre las iniciativas sociales. “Queremos medir con criterios objetivos una realidad subjetiva. Aquello que los públicos no perciban como social no es tenido en cuenta”, afirmó Herrero, que subrayó que la publicación de esos datos “puede ser útil para mejorar nuestra imagen corporativa”.

Gestión ética y profesionalizada
Por otro lado, Juan Novillo, en nombre de la Gerencia de RSC Aenor, abordó en su intervención la especificación para la gestión ética y profesionalizada de los CEE.

Novillo explicó que “el fundamento de la especificación para CEE se centró en los factores que incrementan la confianza empresarial y social de los CEE ante sus diferentes grupos de interés”. Y en ese ámbito se detectó que sistematizar y profesionalizar la gestión de los CEE, mejorando, entre otros aspectos, “su desempeño y viabilidad económica con el fin de crear más y mejor empleo de calidad para sus trabajadores con una clara orientación social”, era uno de los factores con mayor incidencia.

Los aspectos identificados como campos de mejora para generar mayor confianza fueron, según la Gerencia de RSC de Aenor, “la profesionalización de la gestión, la mejora en la gestión económica, asegurar la calidad de los productos y servicios realizados por los CEE y la mejora de la gestión de los recursos humanos”.

Por último, Marta Val, de la Fundación Bequal, explicó que “las empresas empiezan a diferenciarse entre aquellas que hablan de que hacen cosas por la discapacidad, y aquellas que realmente las hacen”.

La representante de Bequal puso en valor “la responsabilidad con las personas que forman parte de los equipos, el reconocimiento y la mejora de la reputación ante clientes, la distinción frente a otros y la mejora del rendimiento de la organización, la rentabilidad”. Para concluir, Marta Val aseguró que el sello Bequal permite “identificar áreas de mejora, no solo en el ámbito de la discapacidad, sino para prevenir situaciones de conflicto”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?