Las Unidades de Salud Mental de Canarias doblaron su actividad asistencial en los últimos cinco años

Fecha

09/10/2000

Medio

ACN PRESS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las dieciocho Unidades de Salud Mental de Canarias han doblado su actividad asistencial en los últimos cinco años, tanto en primeras consultas como en revisiones. Las primeras consultas se han elevado en un 57 por ciento, al pasar de 14.494 en 1994 a 22.719 en 1999, mientras que las revisiones subieron un 125 por ciento, de 83.863 en 1994 a 189.127 en 1999.

La Consejería de Sanidad ha hecho públicos hoy estos datos con motivo de la celebración, mañana, del Día Mundial de la Salud Mental, bajo el lema 'Salud mental y trabajo', mediante el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende la inserción laboral de las personas con enfermedad mental crónica, como una agente de salud, a la vez que considera que ello requiere de una acción multisectorial y actuar sobre los prejuicios sociales que existen.

Según Sanidad, "el trabajo es un modo de obtención de bienes imprescindibles para la vida, un modo de integración social y una fuente de autoestima, pero el trabajo en condiciones inadecuadas es un riesgo para la salud, tanto de carácter físico (accidentes, condiciones insalubres) como psíquicas (depresión, estrés)".

De hecho, "la depresión y la enfermedad cardiaca isquémica causarán más días de trabajo perdidos por discapacidad y muerte prematura que cualquier otra enfermedad o lesiones en todo el mundo", informa la Consejería.

El Servicio Regional de Salud Mental del Servicio Canario de Salud (SCS) planifica el proceso de transformación de la asistencia psiquiátrica en el Archipiélago, con la intención de variar el modelo de atención hospitalario a otro de carácter comunitario descentralizado, según las directrices marcadas por el Plan de Salud de Canarias, aprobado por el Parlamento en 1997.

No obstante, se destaca el papel estratégico que desempeñan las ONGs, a las que el SCS concede una subvención de 25 millones de pesetas anuales desde 1996 y que junto con otras fuentes de financiación están soportando el gran peso del escaso desarrollo de los recursos intermedios, como centros de día o talleres.

Objetivos

El objetivo del Plan es conseguir las mejoras sanitarias y sociosanitarias que el proceso de reforma psiquiátrica supone para los usuarios y su familia.

Los pilares para realizar este objetivo están basados en las Unidades de Salud Mental Comunitarias (USMC), la Unidades de Internamiento Breve (UIB), la atención de los problemas de salud mental de la infancia y la adolescencia, mejorar las dotaciones de las Unidades de Rehabilitación Activa (URA), constituir los Consejos Insulares de Rehabilitación Psicosocial y Apoyo Comunitario para Enfermos Mentales Crónicos (CIRPAC), junto a la formación e información de los profesionales.

En cuanto a las UIB, localizadas en hospitales generales, se destinan a pacientes con trastornos mentales agudos, enfermos a los que se pretende garantizar su equiparación en igualdad de condiciones con respecto a cualquier otro enfermo con patología aguda.

Estas unidades deben ocuparse sólo de aquellos casos graves donde no fuera posible la intervención de las Unidades de Salud Mental, aunque ambas deberán trabajar en estrecha colaboración. Actualmente existen siete UIB situadas en distintos centros hospitalarios.

Las UIB soportan por término medio un 20 por ciento de pacientes crónicos, ante el todavía escaso desarrollo de recursos alternativos, centros de día, residencias, talleres, etc. Así, en 1994 se dieron 2.127 ingresos y 41.734 estancias, frente a los 2.802 ingresos y las 50.444 estancias registradas en 1999.

Atención infantil y juvenil

El programa de atención a la salud mental de la infancia y la adolescencia se desarrollará en los próximos años desde las estructuras estables de coordinación con todos los sectores implicados (educación y servicios sociales). Está previsto implantar programas de formación específica en psicopatología infantil para los profesionales, como se refleja en el actual Programa de Atención a la Salud Mental Infanto-Juvenil, en fase de elaboración.

En las dieciocho Unidades de Salud Mental Comunitarias se atendieron 18.000 consultas a menores durante 1999, lo que supone el 10 por ciento del total de consultas realizadas.

Los profesionales aconsejan no llegar a la hospitalización. No obstante, se estudian sistemas de hospitalización parcial a través de Hospitales de Día. Inicialmente, se está trabajando en planes funcionales para un hospital de día que estará situado en el Complejo Materno-Insular de Gran Canaria y otro en Tenerife, en el complejo que se ubicará donde estaba el antiguo Hospitalito de Santa Cruz.

El Servicio de Salud Mental del SCS también considera preciso mejorar la dotación de las URA de media y larga estancia, a favor de los enfermos mentalesEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con enfermedad mental en su lugar. crónicos que están ingresados en hospitales psiquiátricos.

Los proyectos se dirigen a relanzar el Plan Funcional para la habilitación de las URA del área de Salud de Gran Canaria, en la Clínica Doramas.

Asimismo, se contempla la redistribución de recursos en el Hospital Psiquiátrico de Tenerife, con el aumento de las camas de media y larga estancia, que pasarían de las actuales 72 a 110. En Lanzarote, se trabaja en colaboración con el Cabildo y la Dirección General de Servicios Sociales en un proyecto para una residencia para enfermos mentalesEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con enfermedad mental en su lugar. crónicos, que tendrá una capacidad para 30 pacientes.

Además, con la constitución de los siete CIRPAC, en el que están representadas todas las instituciones con recursos, se harán cargo de planificar según las necesidades más urgentes, a través de los programas insulares de rehabilitación psicosocial.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?