Las personas con VIH tienen un riesgo mayor de casi el 80% de fallecer por cáncer que el resto de población

Fecha

02/02/2024

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las personas con VIH (PVIH) tienen un riesgo mayor del 79% de morir por cáncer que el resto de población y las tasas de mortalidad más altas se asocian al cáncer de pulmón (0,57 por 1000 personas al año), según un estudio realizado a partir de datos de la Cohorte Coris, un conjunto abierto de pacientes adultos con VIH confirmado, publicado en la revista ‘Journal of Cancer Research and Clinical Oncology’.

La mayoría de los cánceres que aparecen en PVIH son tumores no definitorios de sida ni asociados con otras infecciones, según otro estudio de la Cohorte Coris liderado por investigadores de la Unidad de Coordinación de Coris del Centro Nacional de Epidemiologia (Instituto de Salud Carlos III). Además, la incidencia de aparición de estos cánceres es especialmente relevante en hombres a partir de los 60 años, tañ y como indicó el análisis.

Los pormenores de este trabajo de investigación fueron presentados en el último Congreso Nacional del Grupo de Estudio del SIDA (GeSIDA) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Para la realización de este estudio se consideraron a 18.983 PVIH adultas. incluidas en la dicha Cohorte Coris entre 2004 y 2022 y que al inicio de su seguimiento no habían recibido previamente tratamiento antirretroviral.

De ellas, el 85,6% eran hombres, con una media de edad al momento de la inclusión de 35,2 años y siendo la vía de transmisión del VIH más frecuente (casi el 63%. las relaciones sexuales entre hombres (HSH).

Durante el periodo de seguimiento, 478 personas desarrollaron un cáncer no definitorio de sida, con una tasa de incidencia de 3,88 casos por 1.000 personas al año. Igualmente, la tasa de incidencia fue de 3,82 por 1.000 personas/año en los hombres y de 4,21 en las mujeres, según afirma el estudio.

Por otra parte, la mayoría de todos los tumores (65%) eran de origen no viral, con una tasa de incidencia de 2,50 casos por 1.000 personas/año, mientras que la tasa de incidencia de los casos de cáncer de origen viral fue de 1,24 casos por 1.000 personas al año.

Así, las tasas de tumor de origen viral aumentaron lentamente con la edad y fueron similares en hombres y mujeres, y las tasas de riesgo de padecer un cáncer de origen no viral fueron más bajas en los hombres que en las mujeres a edades más jóvenes.

GeSIDA afirmó que “la evidencia científica disponible expone que la incidencia del cáncer es más del doble que la población general para el cáncer de pulmón o hígado y más de diez veces para el cáncer anal”.

Por todo ello, el propio GeSIDA recordó que el “diagnóstico precoz y abordaje de la enfermedad en las PVIH representa uno de los principales retos a la hora de favorecer una mayor calidad de vida a quienes conviven con el virus”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?