Las nuevas tecnologías ahorran en el cuidado al mayor, según los expertos

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Expertos en el ámbito del envejecimiento activo y TIC han destacado el ahorro de costes económicos que supone el desarrollo y uso de tecnologías accesibles en el sector de la asistencia social y sanitaria destinada al mayor y su influencia en la mejora de la calidad de vida del colectivo, a través del mantenimiento de sus funciones físicas y cognitivas.

Así lo han manifestado en el marco de los “Desayunos Sectoriales de Centac”, que el Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad organiza, con distintas temáticas, durante este año 2012, y que en esta ocasión se ha dedicado a “Envejecimiento Activo y TIC”, coincidiendo con el Año Europeo del Envejecimiento Activo. Estos encuentros pueden verse en directo, con un formato accesible, a través de la página web de Centac.

El director de Centac, Juan Luis Quincoces, se refirió al ahorro a nivel sociosanitario que supone el desarrollo y uso de las nuevas tecnologías y destacó que existe “poca información y argumentación al respecto frente a las entidades compradoras de estos servicios” y que es necesario “explicar que su uso supone eficiencia y ahorro”.

“No hay que sustituir la vida real por la vida virtual”, dijo, pero “hay que aportar soluciones a necesidades y, para ello, las nuevas tecnologías son muy útiles”. El problema de la “no usabilidad” proviene, en su opinión, de la falta de conocimiento e información, así como de la “no accesibilidad” de estas herramientas.

En esta línea, el director general del Mayor de la Comunidad de Madrid, José Ramón Menéndez, aseguró que el mayor tiene que integrarse en las nuevas tecnologías, “porque es un canal cada vez con más peso respecto a los canales tradicionales”. Sin embargo, hizo hincapié en que se trata de un colectivo “muy heterogéneo”, por lo que apostó por “dar la dosis de tecnología adecuada a cada persona, de acuerdo a sus circunstancias”.

José Ramón Menéndez consideró que las nuevas tecnologías son esenciales para potenciar la autonomía personal y mejorar la calidad de vida del colectivo, al tiempo que se refirió al hecho de que “por mucha salud con la que cuente, el mayor tiene que disponer de los medios para realizar una vida activa y, en este sentido, la autonomía social es fundamental”.

CALIDAD DE VIDA

El gerente de Productos y Desarrollo de Negocios eHealth en Telefónica España, David Labajo, destacó que las nuevas tecnologías “son una herramienta que, si se usa bien, tiene resultados espectaculares en la calidad de vida del usuario y a nivel de ahorro de costes”.

Así, explicó que el 80% de los recursos sanitarios públicos se destinan a las enfermedades crónicas y varios estudios establecen un ahorro de entre el 15% y 30% a la hora de gestionar estas enfermedades, a través de soluciones TIC en el ámbito asistencial.

“La tecnología existe”, dijo, lo que ocurre es que los ciudadanos en general desconocen su alcance. “Hay herramientas que, lejos del intrusismo, permiten solucionar muchos problemas”, subrayó.

En este sentido, el director de Teleasistencia de Personalia, Domingo García, coincidió en señalar el “gran ahorro”, y “más en estos momentos de crisis”, que suponen las soluciones TIC aplicadas a los servicios sociales y sanitarios destinados al mayor. En esta línea, confió en que la Administración se dé cuenta de este potencial, y puso el ejemplo de la teleasistencia, que evita ingresos hospitalarios y la saturación de los servicios de urgencias.

ENVEJECIMIENTO ACTIVO

En el desayuno también participó Soledad Ballesteros, catedrática de Psicología básica en la UNED y responsable del Grupo de Investigación en Envejecimiento Activo y Enfermedades Neurodegenerativas participante del proyecto europeo AGNES sobre envejecimiento activo y nuevas tecnologías, financiado por la Comisión Europea.

La catedrática incidió en que “el aislamiento produce deterioro mental” y, en este ámbito, las nuevas tecnologías pueden ayudar a que estas personas vivan durante más tiempo en su casa, conectadas a amigos y familiares, a través de las redes sociales.

En este sentido, aseguró que según la mayor parte de las encuestas, las personas mayores prefieren vivir en su casa, pero, puntualizó, “tiene que ser de forma segura” a través, por ejemplo, de cámaras digitales que envíen señales al móvil facilitando información sobre caídas u otros incidentes.

Por su parte, Bernardo Bienz, director técnico de la Comunidad Social POST 55, una red social para personas mayores de 55 años, afirmó que las nuevas tecnologías son una herramienta para potenciar el envejecimiento activo, porque la tecnología “está en todo”, pero insistió en que es necesario involucrarla en el entorno “de una manera más sencilla”.

Sin embargo, sí consideró que hay que intentar que “las personas que puedan necesitar cierta tecnología, la conozcan”.

Por su parte, el director de Comunicación de Servimedia, Arturo San Román, afirmó que las nuevas tecnologías “son esenciales y hay que estar al día, porque estás en ellas o no estás”, y aunque reconoció que se ha avanzado mucho en esta línea, por ejemplo, en teleasistencia, en su opinión “se olvida el derecho a la información y a seguir en la brecha de las nuevas tecnologías”, que son “la gran ventana a la independencia real”.

“Hay que estar atentos en mostrar las tecnologías existentes a la persona que, en un momento dado, tiene una necesidad”, dijo, y apostó por “comenzar desde la generación que hoy tiene 40 años para hacer un trabajo preventivo con el objetivo de evitar la brecha tecnológica”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?