Las cuentas superan los 575.000 millones de pesetas

Fecha

03/10/2000

Medio

EFE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El presupuesto de Asuntos Sociales para el año 2001 asciende a 575.375 millones de pesetas, de los que 514.914 corresponden al Imserso (Instituto de Migraciones y Servicios Sociales) y el resto (60.461 millones) al apartado de las llamadas políticas de solidaridad.

El presupuesto destinado al Imserso (centrado en la atención de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., mayores, inmigrantes y refugiados) registra un incremento de 20.242 millones en comparación con el año 2000 (un 4.09 por ciento) y el de las políticas de solidaridad aumenta en 4.214 millones en relación al mismo año (7,5 por ciento).

Al presentar hoy estas cuentas junto al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, la secretaria general de Asuntos Sociales, Concepción Dancausa, afirmó que con estos presupuestos se demuestra que los esfuerzos destinados a la reducción del déficit público no suponen una disminución de la políticas solidarias.

La titular del departamento de A. Sociales explicó en relación al Imserso que los capítulos de mayor cuantía son los destinados a pensiones no contributivas (277.793 millones de pesetas). Le siguen los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. (40.797) y las personas mayores (16.759 millones de pesetas).

Dancausa indicó también que la dotación para las políticas de solidaridad supone un crecimiento del 7,5 por ciento en relación al año 2000 y del 54,8 si se considera el periodo 1996-2001. Dentro de estas políticas, explicó la secretaria general, el programa que más se incrementa es el dedicado a la atención de personas con Alzheimer, que con un presupuesto de 850 millones, aumenta un 57,7 por ciento en relación a los presupuestos del 2000.

Por otro lado, el Plan Gerontológico alcanza los 6.711 millones en el 2001, con un aumento interanual de 861 millones y un crecimiento del 14,7 por ciento, mientras que los programas para la conciliación de la vida laboral y familiar contarán con 3.500 millones, un 16, 3 por ciento más en relación al año anterior.

Un buena parte de estos recursos, afirmó Dancausa, se destinarán a reforzar y mejorar la red de centros para niños menores de tres años.

El presupuesto destinado para el Instituto de la Mujer es de 3.676 millones de pesetas y registra un crecimiento del 8,7 por ciento, mientras que el del Instituto de la Juventud asciende a 4.059 millones de pesetas, con un aumento del 5,2 por ciento.

Estos presupuesto, afirmó, responden al objetivo "de mejorar el bienestar social, potenciando las políticas de solidaridad e igualdad y manteniendo los niveles de protección y cobertura a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos a través de una serie de programas sociales que contribuyen además a crear empleo".

Las líneas principales de actuación, concluyo la secretaria general, se centrarán en la atención especial a las personas que presentan un mayor grado de dependencia así como en el refuerzo de las políticas de solidaridad a través de la red básica de servicios sociales y de las medidas que favorezcan la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Tras indicar los objetivos, Dancausa destacó por último el aumento que en estos presupuestos han registrado asimismo la partida destinada a las pensiones asistenciales para emigrantes, que con un total de 7.342 millones, supone un aumento del 9,58 por ciento en relación al 2000.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?