Las Cortes [Valencianas] aprueban por unanimidad reclamar al Gobierno que la espina bífida sea enfermedad crónica

Fecha

17/05/2000

Medio

EUROPA PRESS - Comunidad Valenciana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las Cortes Valencianas aprobaron hoy por unanimidad instar al Consell a que se dirija al Gobierno de España para que la espina bífida tenga la consideración de enfermedad crónica catalogación que conlleva la gratuidad total del material sanitario.

La Cámara acordó que, entre tanto, la conselleria de Sanidad mantenga las prestaciones sanitarias a estos pacientes y amplie la cobertura de sus necesidades específicas.

Asimismo, se aprobó la creación de la figura del coordinador, para la atención en los hospitales y centros públicos de atención sanitaria de la Comunidad Valenciana a las personas afectadas de espina bífida y que, dentro del ámbito de los servicios socio sanitarios, se contemple específicamente la problemática de pacientes de espina bífida y de sus familias.

La iniciativa se aprobó a través de una enmienda transaccional apoyada por todos los grupos a una proposición no de ley que defendió el diputado de PSOE-Progresistas, Joaquín González.

En su exposición, aseguró que las personas afectadas porEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tienen ... en su lugar. espina bífida sufren una malformación de la columna vertebral que en su tipo más grave, la espina bífida quística, provoca una serie de disfunciones que convierten a los pacientes en "auténticos discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. físicos" por cuanto registran pérdida de sensibilidad por debajo del nivel de la lesión; debilidad muscular que puede llegar a la parálisis completa, alteraciones de cadera, malformaciones de los pies y complicaciones urológicas.

600 AFECTADOS

En la Comunidad Valenciana son más de 600 los afectados porEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tienen ... en su lugar. esta enfermedad y la principal problemática, señaló el parlamentario, es "verse sometido a unos desorbitados gastos sanitarios" tanto por los medicamentos como el material ortopédico y adaptaciones para el hogar.

Este material, gratuíto hasta 4 años, soporta una tasa que oscila entre las 5.000 y las 20.000 pesetas, y, según afirmó González, un afectado menor de 18 años puede gastar anualmente una media de 260.000 pesetas.

La homologación de esta enfermedad como crónica conllevaría la gratuidad total del material sanitario, algo que actualmente sólo ocurre con los que tienen cartilla de pensionista.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?