La UME desinfecta instalaciones de asociaciones de personas con autismo

Fecha

07/04/2020

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desinfectado, desde el pasado jueves, diferentes instalaciones de asociaciones de personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) como medida para contener la expansión del coronavirus. Algunas de ellas han sido desinfectadas con carácter “preventivo” y otras, a instancias de la Confederación Autismo España, que las considera “de riesgo” por el número de residentes o de contagiados.

Así lo explicó este martes la confederación a través de un comunicado en el que añadió que sus efectivos ya han llevado a cabo labores de desinfección en la residencia gijonesa de la Asociación de Familias y Personas con Autismo Adansi, así como en la barcelonesa de Apafac-La Garriga.

Además, la UME también ha intervenido en la asociación madrileña Cepri que trabaja en la atención educativa y rehabilitadora de calidad de personas con TEA, en la asociación riojana ARPA y en Autismo Sur y mantiene el contacto con otras  organizaciones asociadas o vinculadas a la Confederación Autismo España, como Autismo Valladolid o Afapade, donde se valora una posible desinfección “en los próximos días”.

Unas labores que, según la organización, han sido posibles gracias a la “buena coordinación” entre la propia confederación y las asociaciones beneficiacias con la UME, cuyos integrantes han realizado las desinfecciones de modo manual o mediante fumigación y nebulizaciones en los espacios más grandes.

Para Autismo España, la intervención militar ha supuesto un “punto de inflexión” para las entidades, que han recibido, además, asesoramiento sobre cómo actuar en caso de contagio para reducir el número de afectados, así como los protocolos de desinfección que pueden llevar a cabo en sus centros.

NECESIDADES INMEDIATAS

Por otra parte, la confederación advirtió de que estos centros tienen “necesidades inmediatas” que cubrir y entre las que citó la carencia de recursos básicos como material sanitario, de equipos de protección personal para los trabajadores, así como la falta de productos de desinfección y limpieza. “Su ausencia está incrementando el riesgo de contagios y situaciones de bajas masivas por parte de los trabajadores”, denunció, al tiempo que afirmó que, sin estos medios de protección, la propagación del virus en estas instalaciones “podría ser preocupante”.

Junto a ello, consideró que la falta de recursos económicos debido a la interrupción de los conciertos con las administraciones púbicas, así como de las cuotas de las personas atendidas, está “poniendo en riesgo” la “sostenibilidad” de los servicios especializados que prestan las entidades y lamentó que puedan “perderse de manera irreversible buena parte de la red de servicios específicos para el colectivo”.

Por este motivo y para “revertir” este escenario, además de exigir a las autoridades sanitarias la dotación de estos recursos, la confederación también está llevando a cabo acciones para “sumar” donaciones corporativas con partners y grandes empresas que ayuden a “paliar” esta escasez de recursos y ha puesto en marcha una recaudación de fondos a través de la plataforma Go Fund Me.

Todo lo recaudado será distribuido entre sus entidades de forma proporcional a sus necesidades e irá destinado al apoyo y refuerzo del personal y a la adquisición de equipos de protección individual y material sanitario, de limpieza y desinfección.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?