La UE recomienda hacer pruebas auditivas a los niños antes de la escolarización

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los ministros de Sanidad de la UE recomendaron hoy someter a los niños a pruebas auditivas y de otras facultades comunicativas antes de su escolarización, para facilitar el diagnóstico temprano de posibles discapacidades y reducir el impacto de éstas sobre el desarrollo de los afectados.

En un texto de conclusiones adoptado hoy en el Consejo de Sanidad de la Unión Europea (UE), en Bruselas, los Veintisiete señalan una serie de medidas destinadas a promover la detección precoz y el tratamiento de la discapacidad auditiva y de otros trastornos de la comunicación, que afectan a uno de cada cinco niños europeos.

Además de la discapacidad auditiva, incluye las de la vista o del habla que influyen la aptitud de recibir, comprender, producir y expresar información verbal, escrita y gráfica .

Estos trastornos “representan una causa importante de discapacidades a largo plazo” y pueden tener “serias repercusiones en la infancia”, ya que ejercen una influencia negativa en el desarrollo óptimo de los afectados en los ámbitos social y educativo, destaca el texto.

La detección de estos problemas debe realizarse “examinando a los niños lo más pronto posible”, según el documento, que señala el comienzo de la vida escolar “como último momento para detectar los trastornos si se quiere evitar o reducir su impacto negativo en el lenguaje y el desarrollo cognitivo de los niños”.

En España, el Ministerio de Sanidad ya recomienda la realización de pruebas de audición a los neonatos, así como repetir estos controles cuando los niños alcanzan los seis meses de edad.

Las conclusiones piden a los países que fomenten la detección precoz mediante el examen y el seguimiento de los trastornos de la audición, la visión y el habla en la infancia “en sus políticas y programas sanitarios nacionales, regionales y locales”.

Asimismo, recomiendan “promover la prevención en los niños de la pérdida de audición inducida por el ruido”, lo que incluye la utilización incorrecta de equipos audiovisuales como los reproductores portátiles de música o los teléfonos móviles.

Por último, apuestan por la aplicación de los instrumentos de sanidad electrónica y de las nuevas tecnologías a los citados trastornos “para hallar las soluciones más rentables” y para garantizar que los niños “tengan igualdad de oportunidades”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?