La UCM y su Consejo Social ofrecen dos becas de residencia en el Colegio Mayor Teresa de Jesús para alumnos con gran dependencia

Fecha

21/11/2019

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) y su Consejo Social ofrecen dos becas para sufragar el alojamiento en el Colegio Mayor Teresa de Jesús a otros tantos estudiantes con discapacidad y gran dependencia durante el curso 2019-2020.

Así lo indicó a Servimedia la presidenta del Consejo Social de la UCM, Pilar González de Frutos, en la inauguración de la jornada ‘Universidad y Discapacidad’ que este jueves se celebra en el edificio de Gobierno de la UCM en Madrid.

En su intervención, González de Frutos se felicitó por el aumento de estas ayudas, conscientes siempre de que “disponemos de muy poquitos fondos” para todas las necesidades que existen.

Las dos habitaciones del Colegio Teresa de Jesús donde residirán los alumnos becados están perfectamente adaptadas para personas con una movilidad muy reducida (el colegio tiene un total de 12).

Para su concesión, se tiene en cuenta la distancia del lugar de residencia del alumno a su centro de estudios; su grado y características de discapacidad; su situación económica y, en menor medida, su expediente.

Por otro lado, González de Frutos avanzó la intención del Consejo Social de elaborar un Plan de Acción para la Inclusión de la Diversidad a partir de las experiencias y buenas prácticas que se pongan de relieve en la jornada.

“Tendremos en cuenta, por supuesto, a las organizaciones de la discapacidad y del Tercer Sector”, y señaló que una vez listo, se presentará el plan a la Consejería de Universidad, Ciencia e Innovación de la Comunidad de Madrid y al rectorado. Su propósito será diseñar acciones de mejora en la supresión de barreras físicas y de acceso a la tecnología, incrementar las ayudas económicas y de residencia y fomentar la inserción laboral.

En el acto participó también el rector de la UCM, Joaquín Goyache, quien aseguró estar “muy feliz” por la celebración de esta jornada y con el trabajo realizado por la Oficina de Inclusión de la Diversidad.

“Es verdad que nuestra universidad es un poquito hostil con las personas con discapacidad”, admitió, pero “poco a poco lo vamos a resolver”, aunque “para eso hacen falta recursos”. Por ello, agradeció al Consejo Social el aumento de las ayudas para alumnos que precisan habitaciones adaptadas.

“Queremos que la UCM sea cada vez más abierta, mas accesible y más cohesionada, y para eso tenemos que hacer políticas de inclusión”, señaló el rector.

En el acto intervino también la directora general de Universidades de la Consejería de Universidad, Ciencia e Innovación de la Comunidad de Madrid, Sara Gómez, quien destacó la importancia de “la equidad, la igualdad y la inclusión” como “valores clave de la universidad”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?