La startup de orígen vasco KMINA presenta las primeras muletas que no causan dolor en manos, muñecas y antebrazos

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La startup de origen vasco KMINA se ha presentado en el mercado de la ortopedia con un nuevo concepto de muletas capaz de reducir los dolores y las molestias en manos, muñecas y antebrazos, gracias a su diseño.
Los fundadores de la empresa patentaron en 2015 un modelo innovador, que cuenta con amortiguación y con un apoyo inclinado en el antebrazo que permite repartir apropiadamente el peso del usuario.
De esta manera, según han explicado la compañía en un comunicado, se evita el dolor al distribuir el esfuerzo de forma uniforme y tanto la muñeca como la mano reducen la carga que soportan en un 50%.
Tras la campaña de crowdfunding llevada a cabo a través de la plataforma Kickstarter y con la participación en la feria de la ortopedia Orto Medical Care, el equipo de KMINA logró un pedido inicial de 1.400 muletas que están siendo entregadas durante este mes de junio a clientes particulares, ortopedias y asociaciones.
De ellas, en torno a 100 unidades han sido donadas a las asociaciones ADELA, ASEM Madrid y CIMA a través del crowdfunding, que ofrecía la posibilidad de comprar para uso propio o realizar donativos. El resto de muletas ya se pueden encontrar en más de 100 puntos de venta de toda España.
Entre las ventajas señaladas por los usuarios destacan "los beneficios en las manos y en las muñecas, así como una mayor sensación de estabilidad y de equilibrio al caminar más erguido". También que el perímetro de marcha es mayor, lo que permite que el desplazamiento "sea algo más ágil con este tipo de muletas, disminuyendo el gasto energético".
KMINA forma parte de la cuarta edición del programa Lanzadera, la aceleradora de negocios perteneciente a Marina de Empresas, apuesta personal del empresario Juan Roig para fomentar el emprendimiento y fortalecer el tejido empresarial en España. La startup fue galardonada el pasado año con el premio accésit I+D+i de la Fundación Caser Dependencia y Sociedad 2016.
Los fundadores de la empresa son Ignacio Mañero, director general y licenciado en Ingeniería Mecánica por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid; Alejandro Vañó, director de Operaciones y licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Valencia, y Jaime Usabiaga, consejero de KMINA, que trabajó como jefe del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Donostia.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?