La segunda y tercera fase del Plan de Accesibilidad del Ayuntamiento [de Valencia] contará con 51 millones de pesetas

Fecha

22/08/2000

Medio

EUROPA PRESS - Comunidad Valenciana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La segunda y tercera fase del "Plan Especial de Actuación para la Accesibilidad del Municipio de Valencia" contará con unos 51 millones de pesetas que permitirán la construcción de 366 rampas, según informó hoy el concejal de Urbanismo y alcalde en funciones de Valencia, Francisco Lledó.

Lledó añadió que, con este plan, "se trata de eliminar cualquier obstáculo que dificulte el normal tránsito por la ciudad de aquellas personas que padecen algún tipo de minusvalía". También añadió que este tipo de rampas, que permiten detectar la cercana presencia de semáforos, "se incluyen ya en las nuevas obras de urbanización que realiza el Ayuntamiento".

Además, el alcalde en funciones señaló que las citadas rampas en las que se emplea la denominada "Baldosa Botón" y se elimina cualquier tipo de bordillo, han sido elegidas tras consultar con las distintas organizaciones de minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..

La segunda fase del citado Plan tendrá lugar en las Grandes Vías y el Antiguo Cauce del Río, y la tercera fase se llevará a cabo dentro del casco antiguo de Ciutat Vella. En esta última fase, la actuación consistirá fundamentalmente en la sustitución de la pavimentación actual de estas calles, consistentes en acera estrecha y calzada, por pavimentación en plataforma única.

En la primera fase de este Plan Especial se acondicionaron 400 rampas especiales con un importe de 60 millones de pesetas, recordó el alcalde en funciones.

EDIFICIOS PUBLICOS DE CIUTAT VELLA

Por otro lado, este Plan Especial para acometer el estudio de accesibilidad de los 25 primeros edificios municipales se plasmó en un proyecto concreto la localización, reproducción y solución de las barreras arquitectónicas que un usuario en condiciones de movilidad reducida pueda encontrar en su recorrido.

Según fuentes del consistorio valenciano, esta sistemática se concreta, primero en la elaboración de una ficha-informe del estado actual del edificio y, en segundo lugar, se realiza la redacción de una memoria de recomendaciones que define las actuaciones necesarias para conseguir "una accesibilidad satisfactoria".

Finalmente, se lleva a cabo la plasmación de lo anterior en un proyecto de adaptación que incluye su valoración mediante un presupuesto de ejecución material que concreta economicamente la actuación en el edificio, según detallaron las mismas fuentes.

Algunos de los edificios públicos estudiados en Ciutat Vella son el Ayuntamiento de Valencia, la Oficina del Consumidor, el Palau de la Música y Congresos, la Fundación de Cine y el Mercado Central, entre otros.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?