La reducción de las discapacidades en enfermos de SIDA obliga a endurecer los requisitos para recibir una pensión. Villalobos [Celia, Ministra de Sanidad y Consumo] aduce que no cree que nadie abandone el tratamiento para seguir recibiendo una prestación económica

Fecha

29/11/2000

Medio

COLPISA / EUROPA PRESS - Madrid

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La ministra de Sanidad, Celia Villalobos, aseguró hoy que la
mejora de la calidad de vida de los pacientes de SIDA y la
consecuente reducción de incapacidades, gracias a la aplicación de
tratamientos basados en los antirretrovirales, son las causas que
han obligado a endurecer los requisitos para la percepción de una
pensión de invalidez por parte de parte de los afectados.

Villalobos, que presentó la campaña para prevenir la infección
por VIH, causante de la enfermedad, subrayó que cuando se adoptó el
acuerdo de dotar de prestaciones económicas a los pacientes de
SIDA, en el año 91, existían altos índices de mortalidad y
discapacidad, y no se vislumbraba posibilidad de que los afectados
se salvaran. En la actualidad, la aparición de los
antirretrovirales ha posibilitado la cronificación de la dolencia,
destacó la ministra. "Los avances científicos van acompañados de
consecuencias que a algunos les pueden parecer malévolas", dijo
Villalobos. "No me creo que los pacientes vayan a dejar el
tratamiento para seguir cobrando una prestación", apostilló.

Villalobos exhortó a las personas que hayan mantenido
prácticas de riesgo -uso de drogas inyectadas y relaciones sexuales
sin protección– a que se hagan la prueba de detección del SIDA, ya
que el desconocimiento sobre si se es portador del VIH contribuye a
la expansión del virus. Las autoridades sanitarias estiman que en
España existen entre 110.000 y 150.000 personas portadoras del VIH,
sin que algunos de ellos lo sepan.

Entre enero y junio del presente año se diagnosticaron 1.400
nuevos casos de SIDA, lo que supone un descenso del 7%. Además, en
los últimos cinco años, la cifra de casos nuevos disminuyó un 60%,
gracias al uso de antirretrovirales, las medidas preventivas y la
mejora de la asistencia sanitiaria.

Fallecidos

Desde 1981, año en que se comunicaron los primeros diagnósticos
a Sanidad, se han notificado 58.091 casos, de los cuales ya ha
fallecido un 54%. El consumo de drogas mediante jeringuillas
infectadas sigue constituyendo la principal vía de transmisión de
la enfermedad (58%), seguida por las relaciones heterosexuales
(19%), modalidad de contagio que afecta especialmente a las
mujeres, con un 32%. El mantenimiento de relaciones homosexuales
sin protección supone el 15% de los casos.

Según Villalobos, en los últimos años se aprecia un
progresivo aumento de las proporción de los casos de SIDA cuya vía
de transmisión son las relaciones sexuales, frente al uso de
drogas, vía que experimenta una reducción.

La ministra puso de manifiesto que en el conjunto de la
sanidad pública se invirtieron el año pasado 49.000 millones de
pesetas en la financiación de medicamentos antirretrovirales. La
media del gasto por enfermo oscila entre las 900.000 y 1,5
millones de pesetas. La edad media de los enfermos ha pasado de 29
a 37 años.

Bajo el lema "si llevas a cabo prácticas de riesgo y no tomas
precauciones, el SIDA puede cruzarse en tu camino. Protégete", la
campaña promovida por Sanidad constará de un anuncio de televisión,
una cuña de radio, publicidad exterior e inserciones en la prensa.
El importe de la iniciativa se eleva a 296 millones de pesetas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?