La realidad social de las mujeres en el mundo rural

Fecha

19/03/2022

Medio

El Norte de Castilla

Facebook
Twitter
LinkedIn

Los beneficiarios de las primeras becas en igualdad del Consejo Provincial de Igualdad convocadas por la Diputación han presentado el resultado de sus trabajos. En octubre de 2020, la Diputación daba a conocer a los beneficiarios de estas becas, con 8.000 euros cada una, destinadas a investigar la realidad social de las mujeres con discapacidad en la provincia de Segovia, proyecto presentado por Mónica del Pilar Otaola, así como los retos y oportunidades laborales de las mujeres rurales en la provincia de Segovia antes y durante la pandemia, tema propuesto por Paula Martín y Daniel Rato.

Año y medio después, los tres investigadores han presentado en la Diputación los resultados y las conclusiones de sus trabajos, resultados que han sido publicados en sendos libros en los que quedan recogidas también diversas propuestas para mejorar la realidad de estas mujeres. El presidente de la institución provincial, Miguel Ángel de Vicente agradeció su «dedicación, esfuerzo y horas de documentación, sus ensayos, sus errores, hipótesis y afirmaciones de problemáticas que yo creo que deberían preocuparnos a todos como sociedad».

Para Mónica del Pilar Otaola, «la población de mujeres con discapacidad está envejecida, presenta mayores tasas de pobreza, sufre mayor aislamiento y soledad y acumula mayores porcentajes de severidad en la discapacidad en comparación con los hombres con discapacidad». Su estudio constituye una de las primeras investigaciones que aborda la situación social de las mujeres con discapacidad en el medio rural.

El trabajo de Paula Martín y Daniel Rato refleja cómo la pandemia ha afectado de manera particular a las zonas rurales, teniendo un impacto socioeconómico especial en las mujeres, en su trabajo y en sus rutinas en el pueblo, que ha agravado aún más la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban anteriormente. «La desigualdad de condiciones no solo afecta a su situación con respecto a los hombres, sino también a las mujeres que viven en las ciudades por lo que será necesario establecer medidas específicas que mejoren su situación a medida que se vayan conociendo las distintas consecuencias de la pandemia», apuntó Paula Martín.

Aunque queda mucho camino por recorrer, y las conclusiones principales del estudio ponen de manifiesto la diferencia entre lo rural y lo urbano. Las mujeres de los pueblos se encuentran en desigualdad con respecto a los hombres de sus pueblos y a las mujeres de la ciudad. El estudio concluye que la desigualdad la provoca las condiciones sociales en las que viven las mujeres de los pueblos, las condiciones laborales y la falta de servicios públicos.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?