La pandemia aumenta la ansiedad, los trastornos de pánico y las fobias

Fecha

25/05/2020

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El psiquiatra del Hospital Universitario San Cecilio de Granada Luis Gutiérrez Rojas alertó del aumento de ansiedad, trastornos de pánico y fobias tras la Covid-19 durante su participación en el webinar de la compañía farmacéutica Lundbeck ‘Salud Mental: abordaje desde Primaria y Mindfulness’, en el que participaron alrededor de 600 profesionales de Atención Primaria.

“Después de la actual situación es previsible que nos enfrentemos a un incremento de enfermedades mentales, concretamente a mayor frecuencia de ansiedad y depresión en los próximos meses y, por supuesto, a fobias, especialmente agorafobia -miedo a los espacios abiertos-, algo que ya es muy frecuente en consulta y se debe abordar rápidamente. Estas fobias suelen estar acompañadas de ansiedad o pánico”, expresó el psiquiatra

Luis Gutiérrez consideró necesario distinguir entre la ansiedad normal, producida por una situación estresante como la actual, que “cumple una función adaptativa y puede llegar a mejorar el rendimiento”, de los cuadros de ansiedad generalizada y de los trastornos de pánico.

Matizó que el trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por ser diario y duradero, incapacitante, con somatización, que produce una preocupación constante y una sensación de no sentirse nunca a gusto. En los trastornos por ataques de pánico, por su parte, prevalecen pensamientos constantes de amenaza, de muerte inminente, de contagio…, que conllevan desvanecimiento, palpitaciones, mareos, vértigos, un “cuadro intenso pero no duradero”, recoge la entidad en un comunicado.

Aconsejó prevenir y animar a las personas a ir regresando a la normalidad, saliendo poco a poco, a sociabilizar. Pero “si el miedo paraliza”, resaltó la importancia de consultar a un médico.

Por su parte, el psiquiatra del Hospital Universitario Miguel Servet y director del Máster de Mindfulness de la Universidad de Zaragoza, Javier García Campayo, recomendó la práctica del mindfulness, la concentración mental plena, para la prevención del estrés en general.

“La práctica de mindfulness (5-10 minutos al día) puede ser suficiente para prevenir el estrés y las enfermedades asociadas y para aumentar el bienestar psicológico de las personas, incluso cuando son sometidas a situaciones adversas como esta”, seguró.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?