La ONU anuncia la vacunación de 20 millones de niños en Siria contra la polio

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más de 20 millones de niños van a ser vacunados en Siria y sus países vecinos contra la polio para intentar detener la propagación de la enfermedad, altamente infecciosa, después de que ésta haya reaparecido 14 años después, según han anunciado este viernes las agencias de la ONU.

La vacunación masiva contra la polio, que puede propagarse rápidamente entre los niños, ya está en marcha en la región una semana después de que se declarara en ella la emergencia por polio, según han informado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

El objetivo de inmunizar a unos 20 millones de niños en siete países y territorios constituye la mayor respuesta de vacunación en Oriente Próximo.

“El brote de polio en Siria no es solo una tragedia para los niños, es una alarma urgente y una oportunidad crucial para llegar a todos los niños mal inmunizados donde quiera que estén”, ha subrayado el responsable de polio de Unicef, Peter Crowley.

Según el responsable, el reciente brote en Siria, confirmado por la OMS la semana pasada, debería “servir como crudo recordatorio a los países y comunidades de que la polio en cualquier parte es una amenaza para los niños en todas partes”.

SEIS MESES

La portavoz de la OMS, Sona Bari, ha precisado que se tardarán seis meses, en campañas repetidas, para llegar a 22 millones de niños. “Va a requerir un periodo bastante intenso de actividad para elevar el nivel de inmunidad en la región que se ha visto realmente afectado tanto por el conflicto en algunas partes, como por los grandes movimientos de población”, ha precisado en Ginebra.

El primer brote de polio en Siria desde 1999, que hasta ahora ha paralizado a diez niños, plantea riesgo de parálisis a cientos de miles de menores en la región, según la OMS. Los índices de inmunización en Siria han caído desde más del 90 por ciento antes del conflicto a alrededor del 68 por ciento en la actualidad.

Las pruebas preliminares han indicado que el virus es de origen paquistaní, pero los resultados de la secuenciación genética todavía no se conocen. La polio sigue siendo una enfermedad endémica en Pakistán, Nigeria y Afganistán.

“No vamos a saber nunca cómo llegó exactamente a Siria”, ha admitido Bari. “También sabemos que los adultos suelen tener un nivel de inmunidad mucho mayor ya desarrollado, así que es improbable que los adultos la hayan traído. Es más probable alguna otra ruta”, ha precisado.

CONDICIONES INSALUBRES

Los niños en condiciones insalubres son especialmente vulnerables al contagio del virus de la polio, que se propaga por transmisión fecal-oral y alimentos y agua contaminada. La enfermedad ataca a los nervios y puede matar o paralizar. Por cada caso de polio, 200 niños pueden resultar contagiados. No hay ninguna cura, pero puede ser evitada mediante la vacunación.

Las campañas de inmunización en y alrededor de Siria para evitar la transmisión de la polio y otras enfermedades prevenibles han vacunado a más de 650.000 niños en Siria, incluidos 116.000 en la provincia de Deir-ez-Zor (noreste), donde ha aparecido el brote.

Unicef ha indicado que ha suministrado 1.350 millones de dosis de vacuna oral contra la polio hasta la fecha en 2013 y para finales de año habrá suministrado hasta 1.700 millones de dosis para cumplir con la creciente demanda.

La OMS ha indicado que la campaña de vacunación dentro de Siria alcanzará a 1,6 millones de niños con vacunas contra la polio, el sarampión, las paperas y la rubeola.

En Jordania, más de 18.800 niños menores de cinco años fueron vacunados contra la polio en los últimos días en el campamento de refugiados de Zaatari, y está en marcha una campaña a nivel nacional que llegará a 3,5 millones de personas con la vacuna para la polio, el sarampión y la rubeola.

En Irak, la campaña de vacunación ha empezado en el oeste del país, con otra campaña prevista en el Kurdistán en los próximos días. La campaña de vacunación a nivel nacional en Líbano comenzará esta semana y en Turquía y Egipto a mediados de noviembre, según la OMS.

EUROPA

El profesor Martin Eichner, de la Universidad de Tübingen, en Alemania, y Stefan Brockmann, de la Oficina de Salud Pública Regional de Reutlingen, también en Alemania, explican que la mayoría de países europeos hoy en día utilizan la vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) en lugar de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV), que ha sido discontinua en la mayoría de las zonas debido a los casos poco frecuentes de parálisis flácida aguda (PFA), el síntoma principal de la poliomielitis. Así, advierten de que el brote de poliomielitis en Siria podría amenazar Europa.

La IPV es altamente eficaz en la prevención de la enfermedad de la polio, pero proporciona sólo una protección parcial contra la infección. En Europa, donde el virus de la polio ha sido eliminado durante décadas, sólo se puede prevenir la transmisión con IPV si la cobertura de vacunación es continua y muy alta y si la población tiene un alto nivel de higiene y bajos niveles de hacinamiento. Como un gran número de refugiados huyen de Siria y buscan refugio en los países vecinos y en Europa, ahora existe la posibilidad de que el virus podría volver a introducirse en las áreas que estado sido libres de la polio durante décadas.

Los autores alertan en un artículo publicado en ‘Lancet’ que en las regiones de Europa donde la cobertura de vacunación es baja (incluyendo Bosnia-Herzegovina, Ucrania y Austria), la inmunidad de grupo puede ser insuficiente para prevenir la transmisión sostenida si el virus de la polio se reintroduce en la comunidad. Debido a que sólo una de cada 200 infecciones provocan enfermedad sintomática, los científicos calculan que el virus podría estar circulando durante casi un año antes de que surgiera un solo caso de parálisis flácida aguda y se pueda detectar un brote, a pesar de que en ese momento cientos de personas podrían llevar la infección.

A su juicio, la vacunación a los sirios refugiados, como ha recomendado el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, es “insuficiente” y se necesitan medidas “más amplias”. “La vacunación oral contra la polio ofrece una alta protección contra la adquisición y difusión de la infección, pero esta vacuna fue descontinua en Europa debido a los raros casos de parálisis flácida aguda relacionada con la vacunación”, relatan.

Estos expertos destacan que algunos de los miembros de la Unión Europea no tienen una reserva de vacunas contra la poliomielitis oral, además de que en la mayoría de los países europeos no se realizan exámenes de rutina de poliovirus en las aguas residuales.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?