La ONCE estudia la viabilidad de los sorteos electrónicos

Fecha

12/04/2000

Medio

EFE - Madrid

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La ONCE ha encargado diferentes estudios para conocer la viabilidad de los sorteos electrónicos u otras modalidades de juegos como la bonoloto, declaró hoy a Efe el presidente del Consejo General de esta organización, José María Arroyo. No obstante, la ONCE seguirá explotando únicamente, y de momento, su actual sorteo del cupón, en virtud del acuerdo firmado con el Gobierno, agregó Arroyo, quien se felicitó por la mayoría obtenida por su grupo, la Unión Progresista (UP), en las elecciones celebradas ayer por esta organización y que, de acuerdo con lo previsto, supondrá que Arroyo repita mandato otros cuatro años.
El referido acuerdo con el Gobierno establece que la Organización Nacional de Ciegos soló podrá desarrollar otro tipo de juegos a partir del 2002, y siempre y cuando en los dos años anteriores se hayan producido unas ventas que no superen el porcentaje mencionado anteriormente.
De momento, indicó, ha habido una "respuesta buena" de la gente al nuevo cupón del fin de semana y al "cuponazo" de los viernes, mientras que la venta del cupón de los sorteos que se celebran entre el lunes y el jueves se mantiene, aunque con una tendencia a la disminución, indicó Arroyo.
No obstante, el presidente de la ONCE señaló que las ventas este último sorteo se sitúan en torno a los 1.000 millones de pesetas diarios.
La ONCE ha aprobado un presupuesto para el año 2000 en el que se contemplan unos ingresos de 403.000 millones solo por la venta del cupón, recordó Arroyo tras explicar que el acuerdo alcanzado con el Gobierno establece también el compromiso por parte de la ONCE de crear 20.000 empleos en diez años.
En relación a este último punto, José María Arroyo destacó que se está "cumpliendo sobradamente con este compromiso y que el objetivo marcado para 1999 (de 2.000 puestos de trabajo) se ha visto duplicado y se han creado 4.000.
La apuesta por la renovación tecnológica íntimamente ligada al trabajo marcará las prioridades de las acciones de la ONCE en estos próximos años, una vez que la inserción laboral es "sin duda la mejor vía de integración", así como la formación profesional de aquellos discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. que de verdad pueden competir en el mercado laboral.
El cumplimiento con éxito de esta apuesta, podría suponer que estas personas discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. que ahora cobran una pensión mínima por discapacidad dejen de cobrar este subsidio porque trabajan.

De esta forma, afirmó el presidente de la ONCE, cabría la posibilidad de aumentar la pensión de aquellos disminuidos que realmente no pueden trabajar.
Arroyo se refirió a la victoria ayer de su grupo, la UP, en las elecciones celebradas en la ONCE, que interpretó como un respaldo inequívoco de la mayoría los 52.943 afiliados con derecho a voto a la labor realizada.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?