La OMS pide subir los impuestos del tabaco para reducir el consumo

Fecha

23/10/2014

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La sexta reunión de la Conferencia de las Partes (COP6) en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) ha finalizado la semana pasada en Moscú. A lo largo de los seis días que ha durado la reunión, considerada como una de las más fructíferas en la historia del CMCT de la OMS, se han adoptado varias decisiones clave, como pedir el aumento de los impuestos al tabaco.

En su discurso de apertura, la Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, dijo que, «a medida que la aplicación del Convenio Marco alcanza nuevas cotas, la industria tabacalera contraataca con mayor vehemencia y por todos los medios posibles, sin importar lo arteros que esos medios y prácticas puedan ser». Pese a los crecientes esfuerzos de la industria tabacalera por minar el CMCT de la OMS, se han aprobado importantes decisiones.

«Las Partes han adoptado medidas valientes en varias esferas, y me complacen las orientaciones dadas a la Secretaría de que intensifique nuestra colaboración con las organizaciones internacionales para reducir el consumo de tabaco, sin dejar de prestar asistencia a las Partes para que aceleren la aplicación del Tratado», ha dicho la Dra. Vera da Costa e Silva, Jefa de la Secretaría del Convenio. Una de las primeras decisiones aprobadas por las Partes se refiere a las directrices relativas al artículo 6, que versa sobre las medidas fiscales para reducir la demanda de tabaco. Los impuestos sobre el tabaco son un instrumento altamente eficaz para influir en los precios del tabaco, ya que el aumento de los impuestos suele conllevar el incremento de los precios, lo que a su vez provoca la reducción del consumo.

Las reglamentaciones prevén el seguimiento, el aumento y el ajuste anual de las tasas tributarias, teniéndose en cuenta la inflación y el crecimiento de los ingresos. Al mismo tiempo, todos los productos de tabaco deberían gravarse de forma comparable para prevenir la sustitución de unos productos por otros. A la luz del artículo 5.3 del CMCT de la OMS, las Partes han acordado varias medidas para restringir las injerencias de la industria tabacalera, como pedir a la Secretaría del Convenio que siga prestando apoyo técnico a las Partes y que colabore con las organizaciones internacionales sobre las cuestiones relativas a la influencia de las empresas tabacaleras.

Otro hito en la lucha contra el tabaco ha sido la adopción de la decisión relativa a los sistemas electrónicos de administración de nicotina (y sistemas similares sin nicotina), también conocidos como cigarrillos electrónicos. Este producto bastante novedoso fue comercializado por primera vez por empresas independientes, pero muchas de ellas están controladas actualmente por tabacaleras multinacionales.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?