La humanización, el gran reto en el tratamiento de las personas con alzhéimer

Fecha

30/10/2019

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Especialistas en el ámbito sanitario coincidieron este miércoles en señalar que la humanización en el tratamiento de los pacientes con alzhéimer es el gran reto para los profesionales de la salud en la atención a las personas con esta enfermedad en España.

Así lo manifestaron los participantes de la mesa redonda ‘Humanización y gestión desde los medicamentos y productos sanitarios’ en el contexto del VII Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida, organizado por Fundación Edad&Vida, que se está celebrando en el Auditorio Axa de Barcelona.

La sesión, presidida por Raquel García, directora de Government Affairs, Market Access and Pricing de Esteve Pharmaceuticals, y moderada por Candela Calle, directora General del Instituto Catalán de Oncología, contó con la intervención de Pablo Martínez-Lage, neurólogo de la Fundación CITA Alzheimer, quien dio una visión científica sobre los mecanismos causantes del Alzheimer.

A continuación, se dio paso al debate, en el que también participaron Carlos Mur de Viu, director general de Coordinación sociosanitaria del Servicio Madrileño de Salud de la Comunidad de Madrid, y Carmen Ferrer, jefa de Servicio de Atención al Paciente del Hospital Central de la Cruz Roja en Madrid.

Martínez-Lage explicó cómo ha cambiado la forma de entender y afrontar la enfermedad gracias al diagnóstico en la fase pre-clínica. “Hoy en día podemos saber si en el cerebro de una persona se están produciendo depósitos de amiloide, que es lo que ocasiona el deterioro y poder disponer de estos biomarcadores ha modificado la manera de entender y afrontar la enfermedad”, subrayó.

Además, manifestó que “existen varios fármacos que permiten intervenir sobre los depósitos de amiloide y que estos aportan beneficio y estabilidad de la enfermedad siendo el efecto mayor si se inicia el tratamiento lo antes posible”. “Con el tratamiento farmacológico se pueden prolongar las fases leves de la enfermedad y mejorar así, la calidad de vida de los pacientes evitando situaciones indeseadas como accidentes, presencia de mayores alteraciones conductuales, mayores niveles de sobrecarga en el entorno afectivo, prevención y abusos a la persona, etc.”, afirmó.

Por su parte, el director general de Coordinación Sociosanitaria del Servicio Madrileño de Salud de la Comunidad de Madrid, Carlos Mur, reconoció la importancia del aspecto bioético en el acceso a todos los avances sobre todo por lo que tiene que ver con la falta de autonomía y la capacidad de decidir de estas personas con enfermedad de Alzheimer”. “En cuanto a la gestión económica hay que tomar decisiones que tengan que ver con dejar de financiar medicamentos que no han aportado suficientes resultados y apostar por otros que están empezando a demostrarlos”, aseguró.

En este sentido, la jefa de Servicio de Atención al Paciente del Hospital Central de la Cruz Roja en Madrid, Carmen Ferrer, insistió en que “además del fármaco es necesario acompañar a la persona, a los familiares y potenciar el trabajo en equipo para humanizar el sistema”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?