La Generalitat [valenciana] habilitará 80 playas valencianas en cuatro años para que sean accesibles para discapacitados

Fecha

28/06/2000

Medio

EUROPA PRESS - Comunidad Valenciana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Un turismo para todos, accesible y sin barreras, es el reto que se ha marcado el Gobierno valenciano con la puesta en marcha del Primer Proyecto en España sobre Playas Accesibles. De esta forma, en un plazo de cuatro años, 80 playas de la Comunidad Valenciana dispondrán de las infraestructuras necesarias para que todas las personas con discapacidad física puedan acceder a ellas sin ninguna dificultad, según señalaron hoy fuentes de la Generalitat.

En 20 días se inaugurará San Antonio de Cullera como la primera playa española con accesibilidad integral. Este conjunto de actuaciones, además de beneficiar a las personas con discapacidad, aumentará la calidad de los servicios turísticos valencianos, según las mismas fuentes.

El conseller de Bienestar Social, Rafael Blasco explicó que el objetivo de este Proyecto es "abordar una convivencia sin barreras arquitectónicas y urbanísticas, y conseguir que las personas tradicionalmente excluidas de la vida social, como los niños, las personas mayores o las personas con discapacidad, alcancen mayores cotas de participación".

Por su parte, el subsecretario de Turismo de la Generalitat Valenciana señaló que l´Agència Valenciana del Turisme mejorará la utilización de las playas de la Comunidad Valenciana para que su uso sea más lúdico y natural. "Adaptar nuestra aportación en este ilusionante proyecto de playas accesibles es para nosotros muy importante y es justo que en una Comunidad con más de 450 kilómetros de costa se realicen estas instalaciones para que todo el mundo pueda gozar del mar y de la playa, una de las prerrogativas naturales más atractivas para los turistas", indicó.

ITINERARIO ACCESIBLE
Para acondicionar 80 puntos accesibles en otras playas de toda la geografía valenciana, el Proyecto desarrollará un itinerario accesible desde el aparcamiento hasta su estancia en la misma playa. De esta forma, se delimitará una zona de aparcamiento para vehículos que conduzcan o transporten personas con discapacidad en el mismo paseo marítimo o en una zona próxima. Una vez en el paseo, se dispondrá de las rampas necesarias con la pendiente adecuada para salvar la diferencia de altura entre el paseo marítimo y la zona de playa.

En la zona de playa húmeda o de mareas, se instalarán pasarelas enrollables de plástico hasta la misma orilla. Se limitará una zona de baño con boyas y se dispondrá de dos sillas anfibias y vigilancia, así como de una pasarela de madera para que las sillas de ruedas puedan moverse hacia el agua. El proyecto, con un coste aproximado de 560 millones, incluye también una zona de descanso, cabina de vestuario, wc químico y ducha dotada con una silla para baño para uso de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., según las mismas fuentes.

Por su parte, los ayuntamientos se comprometerán al mantenimiento del Proyecto, que queda abierto a la colaboración y participación de otras entidades. Así, Blasco informó de que ya han mostrado interés por esta iniciativa, el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y la Fundación ONCE. Asimismo, reclamó que el galardón "bandera azul" incorpore entre sus exigencias equipamientos sociales de accesibilidad plena, compatibilizándolos con la protección de los recursos naturales.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?