La formación profesional facilita la inserción laboral de los jóvenes con discapacidad, aunque sólo son el 1,5% de estos alumnos

Fecha

29/11/2021

Medio

Solidaridad Digital

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

La formación profesional facilita la inserción laboral de los jóvenes con discapacidad, aunque continúan “infrarrepresentados” en estas enseñanzas (1,5% del total en los últimos años). Es una de las conclusiones del análisis realizado por CaixaBank Dualiza y Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad, cuyos autores proponen “aumentar la presencia de los jóvenes con discapacidad en la FP de Grado Medio y Superior”.

Aunque es evidente que el tipo y grado de discapacidad son determinantes, el desempleo roza el 50% entre aquellos poco cualificados. Sin embargo, disminuye a la mitad entre aquellos que cuentan con estudios de FP Grado Medio y cae hasta el 5% entre los técnicos superiores”, puede leerse en el trabajo.

Los autores explican que “lo anterior pasa por una inversión importante de esfuerzos de adaptación y de diferentes tipos de recursos para facilitar el acceso y tránsito entre los diferentes niveles de FP, tal y como lo plantea el cuarto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Este informa afirma que la formación profesional será clave para cubrir las diez millones de oportunidades de empleo que surgirán en España de aquí a 2030, según el último informe anual del Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza y Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad, que analiza las tendencias de la FP y el mercado de trabajo.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, y la reina Letizia, en el acto de inauguración del nuevo curso de formación profesional en el Instituto ‘Ciudad de Haro’, en Madrid.

La mayor parte de esas oportunidades, concentradas en el sector de servicios, serán por remplazo -el 90%-, mientras que poco más del 10% corresponderán a nuevo empleo, según este estudio anual que se basa en los datos recogidos en el Observatorio de la FP.

Durante la presentación del informe, el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, ha apuntado que en los próximos años habrá “un gran número de prejubilaciones y para su sustitución se van a necesitar grandes dosis de formación a personas ya empleadas que tendrán que adquirir nuevas habilidades”.

Para su capacitación será fundamental la Formación Profesional, ha agregado el presidente de la primera entidad financiera del país, quien ha apuntado al “evidente desacople entre oferta y la demanda de trabajo”.

Pese a avances como que se haya duplicado la matrícula de FP con respecto a 2008 -este año académico se supera por primera vez el millón de alumnos-, Goirigolzarri ha subrayado que deben afrontarse relevantes desafíos como la tasa de paro juvenil y los desempleados de larga duración.

Una de las coordinadoras del informe y responsable del Centro de Conocimiento e Innovación de Caixabank Dualiza, Mónica Moso, ha subrayado que la FP ha cogido “velocidad de crucero” y es ya una opción “clara” para los alumnos y para el mercado laboral.

El informe también detecta una alerta a medio plazo debido al envejecimiento de la población (los mayores de 64 años representarán el 26,5 % del total en 2035) y la falta de nuevos estudiantes potenciales, ya que la población de 15-19 años comenzará a disminuir a partir de 2025.

Para compensar el número de personas que salen del mercado laboral, se necesitarían más alumnos, pero también capacitar con nuevas habilidades a muchos de los trabajadores que se encuentran activos y que tendrían que asumir nuevas tareas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?