La Fedederación Española de Ictus celebra la II Jornada Científica acerca de la Investigación

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Federación Española de Ictus (FEI) ha celebrado la II Jornada Científica acerca de la Investigación del Ictus, una jornada abierta a profesionales sanitarios, pacientes y familiares, en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Según los datos del estudio CONOCES, recientemente publicados, el 43 por ciento de los pacientes que han sufrido un ictus son dependientes al año y el 14 por ciento presentan una gran dependencia. De todos ellos un 80 por ciento precisan de cuidados informales (de al menos un cuidador principal) y un 41 por ciento de un segundo cuidador.

La mayoría de estos cuidadores son amas de casa o pensionistas/jubilados, pero un 35 por ciento de ellos son trabajadores activos que han tenido que modificar su situación laboral, siendo la reducción de jornada la opción más utilizada, aunque 3 de cada 10 se ven obligados a dejar el trabajo.

"La atención a los pacientes ha cambiado mucho en las últimas dos décadas, en diferentes ámbitos. La atención neurológica especializada en Unidades de Ictus mejoran la evolución de la mayor parte de pacientes y reducen los costes de los procesos. Además, la evidencia científica demuestra que los tratamientos de perfusión (fibrinólosis con tPA por vía endovenosa y trombectomía mecánica) reducen la discapacidad asociada al ictus", ha explicado el jefe del Servicio de Neurología y profesor titular de la U.A.B en el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, Álvarez Sabin.

En este sentido, el director médico del Centro Neurológico de Navarra, Jaime Gallego, ha señalado que está demostrado que en el inicio, un plan integral de rehabilitación precoz presenta una alta eficacia en cuanto a recuperación funcional en los pacientes con ictus.

Este proceso de neurorrehabilitación debe iniciarse en el momento en el que el paciente se encuentre medicamente estable. Las unidades de rehabilitación del ictus mejoran los resultados funcionales, reducen la mortalidad, reducen la duración de la estancia hospitalaria y la necesidad de institucionalización de pacientes con ictus.

"El arterapia es una profesión asistencial cuyo objetivo principal es facilitar el crecimiento personal y la capacidad de la persona de relacionarse consigo mismo y con el entorno de modo satisfactorio a través del uso de los materiales plásticos en un entorno facilitador y seguro", ha resaltado la arteterapeuta y logopeda, Ester Fernández.

Por tanto, las campañas de prevención son claves para mejorar la salud de los pacientes potenciales de ictus, "no fumar, actividad física, no obesidad, dieta sana, mantener una PA < 120/80 mg/dL, un colesterol <200 mg/dL y una glucemia <100mg/dL; pero hay otros factores que pueden ser eficientemente tratada para poder evitarlos, especialmente la fibrilación auricular no valvular (FA)", ha indicado Álvarez Sabin.

¿Quieres recibir noticias en tu email?