La DGT reforzará la vigilancia del exceso de velocidad, segunda causa de mortalidad en Castilla y León

Fecha

14/07/2021

Medio

El Norte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Personas con lesión medular de Aspaym concienciarán a los conductores en los controles de tráfico sobre las secuelas que les puede producir el exceso de velocidad en carretera. La campaña de prevención desarrollada por la Dirección General de Tráfico para prevenir esta conducta a cercará testimonios a los que una velocidad inadecuada les cambió la vida. Los voluntarios esperan, con su experiencia, disuadir a los conductores ante estas imprudencias.

La campaña ‘No corras, no bebas…no cambies de ruedas’ reforzará los controles de tráfico del 12 al 18 de julio, en los que los agentes de la Guardia Civil contarán con la ayuda de voluntarios que sufren algún tipo de discapacidad como consecuencia de accidentes de tráfico.

El teniente coronel y jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco Iturralde, informó ayer de que desde enero hasta junio se han impuesto 54.987 denuncias por exceder los límites de velocidad en la comunidad, que ya suponen el 45% de las registradas en 2020. De ellas, 12.367 fueron puestas en Valladolid.

Este verano Tráfico pondrá especial énfasis en vigilar del exceso de velocidad, segunda causa de mortalidad en las carreteras de Castilla y León solo por detrás de las distracciones y por delante de alcohol y drogas. En 2019, año de referencia al ser el último con datos consolidados, la velocidad estuvo presente en el 19% de los accidentes mortales en la comunidad, en los que fallecieron 25 personas.

Con la presencia de los voluntarios se busca potenciar el mensaje de concienciación y «acercar a los conductores las consecuencias que pueden sufrir cuando no hay un comportamiento adecuado a los mandos del vehículo», destacó el delegado del gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, durante la presentación de la campaña en la sede de Aspaym en Valladolid.

Sin movilidad en las piernas

En el acto, el voluntario Ángel Ruiz compartió su testimonio para evitar que más gente cometa el error que acabó postrándole en una silla de ruedas. En su caso, el siniestro se produjo cuando circulaba con su motocicleta y, con las primeras gotas de lluvia mezclándose con restos de aceite en la calzada, no adaptó la velocidad a las circunstancias. El accidente le privó de la movilidad de sus piernas, pero pudo costarle la vida.

A lo largo del periodo veraniego muchos desplazamientos se hacen por carreteras convencionales, «donde se registran tres de cada cuatro accidentes, el 85% del total en estas fechas», señaló la coordinadora de la DGT en Castilla y León, Inmaculada Matías. En esta clase de vías es más crucial, si cabe, circular a la velocidad establecida porque los límites vienen impuestos en función de las características de la vía. En este tipo de desplazamientos se han registrado en lo que va de año 41 fallecidos, cifra ligeramente por encima del dato de 2019 en las mismas fechas.

Al ser de carácter preventivo, se anunciará a los conductores la existencia de los controles a través de los paneles de mensaje variable o señalización vertical circunstancial cuando no exista la anterior posibilidad. Por otra parte, ha recordado que los conductores que incumplan los límites de velocidad establecidos cometen una infracción grave o muy grave sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial vigente.

Como método adicional para concienciar sobre este peligro vial, desde la DGT se realiza una serie de comparaciones para que la población asimile de una forma más ejemplificada esta imprudencia. Llevar una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en siniestros viales y a partir de 80km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello. Si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h el riesgo de muerte del peatón es de un 10%; si la velocidad es a 50 km/h, ese riesgo de fallecimiento se eleva al 90%. A 120km/h se necesita para detenerse una distancia superior a un campo de futbol . El exceso de velocidad no solo incide en la seguridad vial, también tiene una influencia negativa sobre el medio ambiente, la calidad de vida y el consumo de combustibles.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?