La Corporación insular promueve un proyecto de formación para técnicos en integración sociolaboral

Fecha

30/06/2000

Medio

ACN PRESS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Cabildo de Tenerife, a través de la Sociedad para la Promoción del Minusválido (Sinpromi), ha solicitado de la Unión Europea respaldo financiero para llevar a cabo el proyecto Garoé 2000, destinado a la formación de técnicos en las tareas de integración sociolaboral de colectivos desfavorecidos.

La iniciativa ha sido presentada para su incorporación al programa Leonardo Da Vinci y tiene por objetivo facilitar a los interesados el acceso a los conocimientos que les permitan llevar adelante los planes de actuación con las mejores garantías.

Según señala la consejera delegada de Sinpromi, Carmen Rosa García, "en ocasiones se ha identificado algunas deficiencias en el desarrollo de programas enfocados a la igualdad de oportunidades para personas desfavorecidas. Ello es únicamente atribuible a una falta de formación de los profesionales encargados de llevarlos a cabo, debido de manera fundamental a la carencia de planes específicos que contribuyan a dotarles de la formación necesaria. Eso es precisamente lo que se pretende corregir ahora con esta propuesta".

El proyecto Garoé 2000 contempla la utilización de las nuevas tecnologías disponibles en el mercado para crear una denominada aula virtual que facilite la asistencia a clase mediante el uso de Internet y las videoconferencias, con el fin de ampliar la actividad a otros puntos de la Unión.

Además, también se cuenta con la disposición de la Universidad de La Laguna para prestar asesoramiento metodológico y del Instituto Tecnológico de Energías Renovables, para la informatización de los materiales.

El desarrollo del programa, una vez aprobado por la UE, se dividirá en una primera fase de recopilación de información sobre los servicios de integración para mujeres, personas con discapacidad, jóvenes y adultos en situación de exclusión social, ex-presidiarios, inmigrantes y ex-toxicómanos. Posteriormente, se desarrollará una etapa dedicada a la elaboración de contenidos de las materias a impartir, que será seguida de la aplicación mediante clases y seminarios tanto teóricos como prácticos.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?