La CNSE reivindica el valor de la lengua de signos en la educación como garantía de equidad e inclusión

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) reivindica a través de un manifiesto el valor de la lengua de signos en la educación como garantía de equidad, inclusión y libertad.

La entidad hace esta reivindicación con motivo del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, que se celebra este miércoles como una puesta en valor de la lengua de signos española y la lengua de signos catalana, lenguas de cultura y de comunicación tan necesarias como cualquier otra, para la transmisión de ideas, el acceso al conocimiento y la construcción de ciudadanía, indica la confederación.

Coincidiendo con el décimo aniversario del reconocimiento legal de estas lenguas (a través de la Ley 27/2007), la CNSE recuerda que el acceso a la educación en condiciones de igualdad es un derecho indiscutible para el conjunto del alumnado y, en el caso de muchos niños y niñas sordas, “este acceso se garantiza incluyendo la lengua de signos en el marco de un enfoque plurilingüe basado en el aprendizaje, conocimiento y uso tanto de la lengua de signos como de las lenguas orales”.

Además, recuerda que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece el derecho a su aprendizaje y su uso en el ámbito educativo, por lo que “las instituciones deben garantizar la libertad de elección y la multitud de opciones educativas y comunicativas presentes entre el alumnado”.

La CNSE destaca que “es preciso que las administraciones tomen conciencia de que el progreso humano y académico de las personas sordas pasa por atender también sus necesidades y demandas respecto al desarrollo efectivo de sus derechos lingüísticos, y a la promoción de la lengua de signos en España”.

La CNSE afirma que “cualquier medida que se tome en consideración para avanzar en políticas educativas inclusivas para el alumnado sordo ha de incorporar las lenguas de signos como lenguas vehiculares y curriculares, y la imprescindible participación de profesionales sordos; si lo que se pretende es diseñar escuelas en las que todos puedan desarrollar sus verdaderas capacidades para contribuir en la creación de una sociedad cada vez más justa y solidaria”.

Por último, la entidad indica en su manifiesto que “el colectivo de personas sordas es heterogéneo y diverso, pero todas y cada una de nosotras y nosotros compartimos una necesidad: el acceso sin barreras a la información y la comunicación para crear una vida independiente y ser parte activa del mundo. Por ello, todo SUMA en nuestro objetivo de alcanzar nuestra plena inclusión como ciudadanas y ciudadanos. Nuestra lengua, la lengua de signos, suma más”.

DIA NACIONAL

El Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas se adoptó en 2014 en Consejo de Ministros, y desde entonces se celebra cada 14 de junio porque ese mismo día de 1936 se constituyó la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), entidad que junto a su red asociativa ha hecho posible que estas lenguas, la lengua de signos española y la catalana, sean valoradas en la sociedad.

Con esta conmemoración, España se alinea con otros países europeos, como Islandia, Finlandia, Suecia y Eslovenia, que cuentan con iniciativas similares.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?