La ayuda lanzada por la Junta para conciliar «ha fracasado»

Fecha

09/10/2020

Medio

El Norte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Grupo Municipal Socialista presentará hoy en el pleno municipal una moción para tratar de resolver el problema de la conciliación en familias con niños o personas con discapacidad que tengan que guardar cuarentena. Según los socialistas hay que mejorar la coordinación entre Junta y Ayuntamiento de Salamanca a la hora de aplicar el Decreto del Ejecutivo regional que establece las ayudas para duchas familias.

Los ediles José Luis Mateos y Juan José García Meilán explicaron ayer qué motiva la moción del Grupo Socialista. La Junta aprobó un decreto que al menos en Salamanca «ha fracasado», como probaría el hecho de que tan sólo una familia haya pedido las ayudas tras casi un mes vigentes. Los socialistas lo atribuyen a la falta de coordinación entre administraciones y a las trabas burocráticas para gestionarlas.

Meilán aclaró que la Junta promulgó la normativa «y le pasó el problema de la conciliación a los ayuntamiento». Para pedir las ayudas las familias han de acudir a un Centro de Acción Social (CEAS) a pesar de que éstos ya están «sobrecargados» y recibir un informe de confirmación antes de poder buscar a alguien que cuide de la persona confinada «y eso han de hacerlo en 10 días. Es imposible». Meilán advirtió ayer de que ante este panorama la mayoría opta por contratar ayudas «informales».

«Lo primero es reconsiderar las ayudas, tanto la Junta como el Ayuntamiento de Salamanca» para que éstas sean «más eficaces». La segunda propuesta socialista es que desde el momento en que se comunique el confinamiento sea el propio centro educativo y sus servicios sociales quienes den la documentación necesaria para poder obtener las ayudas y que los CEAS hagan el esfuerzo solo para garantizar que la ayuda llega desde el primer día. Y finalmente, exigen garantías y seguridad porque contratar a una cuidador supone introducir en el hogar a una persona desconocida. El PSOE pedirá «llegar a acuerdos con empresas para que en tiempo y forma se disponga de profesionales que asuman las funciones con garantías».

Para concluir, los representantes municipales socialistas estiman que el problema de la conciliación «no puede reducirse sólo a una cuestión de naturaleza económica». El plan de atención sólo está pensado en una respuesta económica para familias en las que trabajan ambos progenitores y no obtengan más de 40.000 euros de ingresos al año. El planteamiento de la Junta «no responde a los verdaderos problemas de conciliación de la sociedad» porque las familias que superan estos umbrales también pueden padecer problemas de conciliación.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?