La accesibilidad cognitiva beneficiará a “una de cada tres personas” en el mundo con dificultades de comprensión

Fecha

06/02/2024

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

La aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) para fomentar la accesibilidad cognitiva beneficiará a toda la sociedad, no sólo a las personas con discapacidad intelectual, ya que se calcula que “un tercio de la población mundial” presenta dificultades de comprensión por diferentes causas. El objetivo es que las nuevas tecnologías ayuden a todos los ciudadanos a “alcanzar su máximo potencial”.

Así se puso de manifiesto este martes durante un diálogo sobre ‘Inteligencia artificial y accesibilidad cognitiva’ realizado en Servimedia junto a Plena inclusión, la principal plataforma de asociaciones de personas con discapacidad intelectual.

El encuentro contó con la participación de Ángel García Crespo, académico senior de la Universidad Carlos III, y Blanca Tejero, codirectora del Centro Español de Accesibilidad Cognitiva (Ceacog), entidad dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad. “La accesibilidad cognitiva pretende hacer el mundo más fácil de entender porque hay un porcentaje amplio de la población, una de cada tres personas, que tiene dificultades de comprensión”, explicó Tejero.

Además de las personas con discapacidad intelectual, existen otros amplios colectivos como las “personas mayores con deterioro cognitivo” o “migrantes con poco acceso al idioma”, que se beneficiarían de la accesibilidad cognitiva que ya están generando mediante la aplicación de IA.

Para García Crespo, “la IA ha venido para quedarse” y puede ayudar a resolver problemas que ya existen. “Ya desarrollamos en el pasado proyectos para que una persona pudiera ver noticias mediante un telediario subtitulado o una persona ciega pudiera ir al cine y tuviera audiodescripción; también realizamos iniciativas para personas sordociegas”, enumeró.

Pero ahora se está profundizando en nuevos proyectos para personas con discapacidad cognitiva, que cuentan con el apoyo del fondo ‘Next Generation’ de la Unión Europea. Actualmente, se está mejorando el sistema de lectura fácil “para darle más potencia, utilizando unas guías que son mucho más potentes y veloces”.

ACCESIBILIDAD UNIVERSAL POR LEY

Por otra parte, el nuevo texto del artículo 49 de la Constitución española, que acaba de ser aprobado por las Cortes, consagra la accesibilidad universal. “Se habla de que las personas con discapacidad deberán moverse con libertad e igualdad con el resto de la población y en entornos universalmente accesibles”, puntualizó la responsable del Ceacog.

Añadió que, a partir de ahora, la accesibilidad cognitiva “más allá” de la buena voluntad de los movimientos asociativos de iniciativas más concretas ya “es una realidad exigible y declarada obligación”. El reto consiste en que implantación de la Ley “que es realmente complicado”, como aseguró el académico senior de la Universidad Carlos III.

Por ello, abogó por realizar nuevos proyectos, dotándolos con “instrumentos y tecnologías” para que se pueda poner en práctica la accesibilidad cognitiva en toda su extensión, ayudando así a las personas con discapacidad a “saltar” todas las barreras tecnológicas que perciben las personas con discapacidad intelectual.

“Eso nos va a ayudar a todos: cuando lo utilicemos, vamos a ser más conscientes de que la IA ayuda a las personas a alcanzar su máximo potencial”. Un ejemplo de ello es la lectura fácil de noticias complicadas, o la lectura accesible de programas electorales, algo que ya se está haciendo en España.

Según García Crespo, no es sólo que podamos tener el programa de un partido político en formato de lectura fácil, “sino que es que, además, ahora ese texto se le puede leer a la persona mediante sistemas ‘de texto a voz’ que son indistinguibles para nosotros, utilizando una voz artificial”.

PREGUNTAR A LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Por lo tanto, la Inteligencia Artificial hará las veces de esa “persona más lista sentada a nuestro lado” y a la que el usuario podrá preguntar. “Lo que nosotros hacemos es preguntarle ‘explícame esto que no lo entiendo claro’ y entonces la IA lo que hace es que me lo da mucho más ‘mascadito’ para que yo lo pueda entender. No sólo eso, sino que además le puedo decir a la IA de lectura fácil que me dé contexto: explícame esta noticia para que yo sepa de qué estamos hablando”, detalló.

Además de nuevas tecnologías, se necesita normativa para validar la accesibilidad cognitiva, como indicó Blanca Tejero. “España es el primer país que promueve una normativa de calidad: nos explica cuál es la metodología que se tiene que cumplir, los pasos que hay que seguir o cuáles son las reglas; eso es un hito importante en el ámbito de la lectura fácil”.

Por último, la tecnología es necesaria pero la relación con las personas sigue siendo más importante. Así se desprende de una serie de encuestas, realizadas en colaboración con la Universidad de Sevilla, sobre cuáles son los apoyos que más se requieren las personas en cuanto a accesibilidad cognitiva.

Según Tejero, de las respuestas se deduce que “el apoyo más recurrente que se pide es el de las personas”, por lo que esta especialista valora mucho la “empatía para intentar comunicarnos con el mayor número de personas posible, con los ajustes que sean necesarios”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?