Inserta Empleo y el Ayuntamiento de Salamanca renuevan su compromiso con el empleo de las personas con discapacidad

Fecha

13/01/2021

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y la secretaria general de Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo, Virginia Carcedo, han renovado el convenio Municip que firmaron por primera vez en 2018 para fomentar el empleo de las personas con discapacidad en el municipio.

Tras la rúbrica, el regidor manifestó la importancia de esta colaboración con una entidad de tanto prestigio y valoró la relevancia de este convenio como herramienta para reforzar las políticas municipales a favor de las personas con discapacidad, con las que el consistorio está firmemente comprometido.

Según detalló, el Ayuntamiento de Salamanca viene realizando una política activa de fomento del empleo de las personas con discapacidad a través de programas de orientación y asesoramiento, formación ocupacional y formación para el empleo, y programas de intermediación laboral que se llevan a cabo desde el Centro de Formación y Orientación Laboral (Cefol).

Así, el año pasado atendió a 119 personas con discapacidad, el doble que el ejercicio anterior, tanto en labores de asesoramiento como de realización de itinerarios personalizados de inserción socio-laboral. Esta formación propició en 2020 la inserción laboral de 15 personas.

Por su parte, la secretaria general de Inserta, Virginia Carcedo, precisó que con esta renovación se incorporan al convenio acciones nuevas como la atención a las mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género o la concesión de becas para apoyar la formación digital de las personas con discapacidad del municipio.

UNA OPORTUNIDAD

Para Carcedo, este acuerdo es “una oportunidad para poner a Salamanca como ejemplo de que volver a la normalidad poniendo a las personas en el centro genera riqueza”. A su juicio, la recuperación económica tras la Covid no se podrá hacer sin tener en cuenta la inclusión de los colectivos más desfavorecidos, entre los que se encuentran las personas con discapacidad.

El acuerdo establece un marco de colaboración para mejorar la situación en el mercado laboral de las personas con discapacidad mediante programas de formación, captación, derivación, orientación e inserción para conseguir su acceso al empleo de calidad.

Asimismo, prevé el diseño conjunto y ejecución de acciones específicas para jóvenes con discapacidad, con la finalidad de impulsar su incorporación en el mercado laboral y concienciar al tejido empresarial en la apuesta por el talento joven. Al mismo tiempo, incluye la colaboración con el tejido asociativo de la ciudad, para que la prestación de servicios a personas con discapacidad se canalice a través de ellas.

Además, otro de los objetivos del convenio es sensibilizar a los ciudadanos, a los agentes sociales y a las organizaciones e instituciones sobre las capacidades de las personas con discapacidad, además del desarrollo de acciones de difusión para que la sociedad conozca las diferentes actuaciones que se vienen llevando a cabo. También se promueve la participación en ferias, jornadas, seminarios u otras actividades.

Durante los últimos años, Inserta Empleo ha atendido en Salamanca a 245 personas con discapacidad, ha gestionado 130 contratos y ha organizado 11 cursos de formación para el empleo a los que han asistido 90 alumnos.

Este convenio se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que está desarrollando la Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?